Microsoft cada vez está más cerca del abandono de las aplicaciones UWP