El fundador de Playdead considera inútil el juego en 4K