Disintegration fichó a la vieja guardia de Bungie para su desarrollo