Análisis de Sonic Forces

Estaba previsto que 2017 fuera un año movidito para los fans de Sonic. No era uno sino dos los juegos que nos llegarían del erizo azul, y además dos propuestas bien diferenciadas. Por un lado teníamos el homenaje-remix-pastiche retro de Sonic Mania, y por otro una secuela más o menos directa de Sonic Generations, como es este Sonic Forces que analizaremos hoy.

Por desgracia para Sonic Forces las comparaciones van a ser odiosas, y frente a la solvencia y creatividad desbordada de Sonic Mania, nos encontramos en este Forces a un Sonic que parece estar en la edad del pavo. Sonic Forces pudo ser un apuesto joven o puede que algún día lo sea, si el Sonic Team insiste y depura la fórmula. Sin embargo hoy en día tenemos un juego amorfo, y con un diseño algo patoso, aunque con una buena base.

El principio “Más es más” es algo que podría aplicarse, a los dos juegos de Sonic aparecidos este año. Tanto Mania como Forces son juegos muy over the topexagerados, y libérrimos en su aproximación a lo que hace unos años esperábamos de los juegos del erizo. Lamentablemente en Forces esta acumulación de elementos, y aparente locura, no funciona tan bien como en el caso de su hermano pixelado. Sonic Forces es un juego que hubiera sido mucho mejor simplemente retirando elementos superfluos que aportan poco, y a menudo entorpecen ver los estupendos valores que también tiene el juego.

Aunque mi primera impresión con el juego fue bastante mala, en una segunda aproximación ya me había hecho a él, y debo decir que es un juego bastante divertido y disfrutable, que no tiene problemas graves la mayor parte del tiempo. No obstante está claro que hay un problema de enfoque, y muchas veces da la sensación de que el juego no se decide por apostar por que tipo de juego quiere ser.
Apartado Técnico
Una muestra del irregular desarrollo de Sonic Forces, lo vemos claramente en el apartado técnico, y artístico del juego. No estamos ante un juego ambicioso en lo técnico, pero sí ante un juego bonito, con algunos niveles realmente vistosos, unos enemigos finales con diseños estupendos, y con una banda sonora enérgica y bien escogida. Sin embargo enseguida empiezan los tropiezos inexplicables, como ese horrible tearing en las escenas cinemáticas, que parece el resultado de una fase de testeo final hecha con prisas.
Por otro lado, y contrastando con los final bosses tenemos unos enemigos con diseños blandos, monótonos, y poco vistosos. Es curioso que para los enemigos que repiten de Sonic Generations, no se han decidido a reutilizar diseños, sino que se ha optado por unos nuevos bastante peores.

Con los niveles, aunque de forma menos acusada, ocurre lo mismo. Si bien hay escenarios realmente vistosos, hay otros mediocres, o con diseños que no funcionan en absoluto. Afortunadamente Sonic Forces cuenta con treinta niveles, y la mediocridad no es la norma general, así que los tropiezos en este campo quedan enmascarados dentro de un pelotón de escenarios que está a la altura de las circunstancias.
En cuanto a los personajes principales, solo hay dos novedades, por una parte estará ese nuevo personaje, mudo y sin nombre que deberemos crear, y un villano intermedio, y super poderoso llamado Infinite, con el que el Sonic Team parece querer hacer un homenaje a los fanfics de los aficionados en Deviant-Art.

Hacer fan service no tiene por qué ser algo intrínsecamente negativo, pero sí lo es cuando no eres capaz de disimular que acudes a ello huyendo de la falta de ideas. Curiosamente el editor de personajes, que se completará con distintos objetos desbloqueables superando los niveles del juego, consigue resultados muy superiores al diseño de Infinite. Infinite es… feo, falto de carisma, y tiene un aspecto increíblemente amateur.
Por lo demás Sonic Forces es un juego cumplidor, tanto técnica como artísticamente, al que la posibilidad de crear y personalizar a un avatar, le proporciona algunas posibilidades curiosas.
Jugabilidad
Llegamos al verdadero corazón de cualquier juego, y el aspecto que siempre ha hecho de Sonic un plataformas único. Para empezar hay que decir que se mantiene la dicotomía entre fases “modernas” en tres dimensiones, y fases clásicas de perspectiva horizontal, que jugaremos con el Sonic clásico y el resto de personajes jugables.

Ganar complementos para nuestro personaje, empieza siendo irritante, y acaba siendo adictivo… e irritante. - ¡Comparte!    

Aquí es donde tiene Sonic Forces sus mayores aciertos, y también algunos de sus más inexplicables errores. Sonic Forces tiene un problema con las físicas, sobre todo en los escenarios de desarrollo clásico. Los saltos no se sienten clásicos, no funcionan tan bien como en Generations, y a menudo el movimiento resulta plano, y carente de vida. Para más inri, en el par de niveles de plataformeo que deberás jugar con tu avatar, el juego parece mantener las físicas de los niveles 3D, de modo que tu personaje resbalará continuamente, y será prácticamente incontrolable en algunas ocasiones.
No se si esto es algo buscado o no, pero sí puedo decir que no funciona en absoluto.

Los niveles en 3D funcionan mucho mejor, aunque a veces el juego se deja engatusar por la velocidad y acusa un exceso de automatización, pareciendo por momentos un endless running para móvil que se ha venido muy arriba. Como decíamos al principio, Forces tiene necesidad de edición y tijera, pues francamente algunas de estas secciones “sobre raíles” sobran, y solo sirven como intento de añadir una variedad que el juego no necesitaba. Sin embargo, y por lo general las fases son divertidas, y muy accesibles, sin resultar facilonas. El juego nos dará una calificación al acabar cada nivel, y es fácil volverse adicto a intentar tu propia marca en algunos de ellos. El juego además nos invitará a revisitar niveles mediante las fases SOS, donde reviviremos un escenario ya pasado teniendo que sacar una nota determinada, y contando con una única oportunidad para superarlo.

Otro de los puntos fuertes del juego es el de los bosses, casi siempre bien pensados, vistosos, bien diseñados, y en ocasiones bastante difíciles. Mención especial en este caso para Infinite, que se resarce aquí de lo insípido de su personaje, con algunos enfrentamientos bastante divertidos y muy curiosos. No os perdáis tampoco el enemigo final, que os dará unos buenos quebraderos de cabeza, pero que es una auténtica gozada en todos los sentidos, y en sus diferentes transformaciones.

El enemigo final os dará unos cuantos dolores de cabeza, pero es una gozada en todos los sentidos - ¡Comparte!    

En un juego como Sonic Forces no es que la narrativa importe demasiado, pero el guión es uno de sus puntos flacos sin lugar a dudas. Robotnik ha conseguido dominar todo el planeta, y encarcelar a Sonic gracias al poderoso Infinite. Una vez liberemos a Sonic, tendremos que comandar a la resistance contra el ejército malvado de robots, lo que se traducirá en inanes diálogos entre fases, y unas cinemáticas que nos dejarán fríos en el mejor de los casos.


Duración
Valorar la duración de Sonic Forces no es tarea sencilla. El juego consta de 30 niveles, y lo normal sería haber liquidado el juego en unas cinco o seis horas. Sin embargo la duración potencial del juego es mucho mayor. Forces nos invita continuamente a revisitar los escenarios, bien sea para misiones SOS, para cumplir los desafíos diarios, o simplemente para batir nuestra propia marca.

Los complementos para nuestro personaje se unen a los logros, para sacar al completista que llevamos dentro. Además no todo lo que podremos conseguir superando las fases es meramente estético, sino que también podremos desbloquear armas, algunas de las cuales son bastante ingeniosas, y crearán situaciones muy divertidas y bien pensadas, al usarlas contra los enemigos. Por desgracia una vez más, se ha optado por introducir un gran número de armas sin favorecer que el usuario las explore, y explote convenientemente.

En definitiva, si bien estamos ante un juego corto, Sonic Forces puede durar lo que nosotros queramos que nos dure. Solo me hubiera gustado que los desafíos diarios fueran un poco más complejos, y no se limitasen a apilar acciones que en la mayor parte de los casos, haremos sin ni siquiera darnos cuenta.

No nos podemos olvidar de que Sonic Forces tiene una pequeña faceta social, que puede aumentar su duración. En algunas misiones podremos tomar prestados los avatares de otros jugadores, y ellos usar los nuestros, de forma que conocer los diseños de otros jugadores, acaba siendo un aliciente más para seguir jugando.


Conclusión
Sonic Forces es un juego en plena adolescencia, una adolescencia rebelde sin causa, donde sus desarrolladores han querido abarcar todas las mecánicas jugables a su alcance, y han terminado por deslucir un producto que debería haberse apoyado en la excelente base que suponía Generations.

Forces es un buen juego excesivo, pero con el que sea como sea te vas a acabar divirtiendo, a veces a pesar del propio juego. El equipo del juego debe seguir insistiendo en esta fórmula, pero también debe adoptar un espíritu más crítico, y aceptar que algunas mecánicas no funcionan. El Sonic Team debe simplificar, y para ello deben preguntarse exactamente qué es lo que quieren hacer con el erizo, y cual es el juego que realmente quieren crear. Esto es algo que los creadores de Sonic Mania parecían tener muy claro, y es lo que marca la diferencia entre ambos juegos hermanos.

Es una pena que se hayan descuidado en este juego las fases de plataformeo más clásico, la vistosidad de los enemigos, y que se hayan introducido secciones muy prescindibles en algunos niveles. Con muy pocos arreglos estaríamos hablando de un juego de notable alto, que habría apuntalado el retorno de Sonic, y sin embargo estamos ante un juego que no logra ser mejor que su predecesor, sino dar algunos pasos atrás.
Los fans seguiremos aquí esperando dentro de unos años, cuando vuelva a comenzar un nuevo ciclo de sonic, esperando que se den cuenta de lo fácil que lo tienen para dar en el clavo.

*Nota: Agradecemos a Koch Media el código del juego y material para esta review.

7.3

Lo Mejor

  • Accesible pero retador.
  • Algunos bosses geniales.
  • El diseño artístico de algunas fases.
  • Muy rejugable.

Lo Peor

  • Exceso de ideas no siempre acertadas.
  • Excesivo hincapié en adornos para nuestro personaje.
  • Físicas un tanto raras en las fases "clásicas"
  • Guión entre lo aburrido y lo irritante.
7 Apartado Técnico
7 Jugabilidad
8 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Alberto

Seguero (muy) resentido, Xbot desde 2007.

0 Comentarios
  1. Anónimo

    15 noviembre, 2017 en 16:23

    Visitor Rating: 7.5/10

    0
  2. Anónimo

    15 noviembre, 2017 en 16:55

    Visitor Rating: 7/10

    0
  3. Anónimo

    15 noviembre, 2017 en 18:08

    Visitor Rating: 7.5/10

    0
  4. Anónimo

    15 noviembre, 2017 en 21:08

    Visitor Rating: 5/10

    0
  5. Anónimo

    15 noviembre, 2017 en 23:03

    Visitor Rating: 7.5/10

    0
  6. Anónimo

    16 noviembre, 2017 en 00:41

    Visitor Rating: 10/10

    0
  7. Anónimo

    17 noviembre, 2017 en 03:33

    Visitor Rating: 0.5/10

    0
  8. Anónimo

    18 noviembre, 2017 en 02:49

    Visitor Rating: 0.5/10

    0
  9. Anónimo

    20 noviembre, 2017 en 08:00

    Visitor Rating: 7/10

    0
  10. Anónimo

    22 noviembre, 2017 en 12:08

    Visitor Rating: 7.5/10

    0
  11. Anónimo

    27 noviembre, 2017 en 07:08

    Visitor Rating: 8/10

    0

Deja una respuesta

Análisis de Sonic Forces

por Alberto tiempo de lectura: 7 min
0