Análisis de Micro Machines World Series

Pequeños coches, gran diversión. Está es la premisa que nos presenta Micro Machines World Series para Xbox One, una propuesta desenfadada que nos intenta extrapolar a través del mando al mundo de los juguetes Hasbro con nuestros Micro Machines y muchos detalles más que iremos desbloqueando con cada una de nuestras partidas. Carreras sencillas y modos de juego para todos los públicos con un aire desenfado, que logra que nos divirtamos dando todo a través de sus viciantes y entretanidas partidas multijugador.

Todos listos para competir.

Desenfadado y divertido, así es Micro Machines World Series - ¡Comparte!    

Apartado técnico
Ser un juego en vista cenital no implica directamente que el juego pueda tener un apartado técnico a la altura, aunque si quizá pueda lucir menos que otros juegos con vistas tradicionales. Micro Machines World Series aplica este tipo de vista para simular lo mejor posible las carreras y batallas a las que nos enfrentaremos. Siendo un juego de carreras con este apartado técnico tan sutil, donde los colores vibrantes se solapan con los pequeños efectos de destrucción del terreno, nos ofrecen una combinación que cumple perfectamente con el diseño de los parques de juguetes.

Buscar y destruir

El juego no necesita de demasiados artificios para cumplir con lo que nos  quiere ofrecer, un apartado visual agradable con unos pequeños coches muy bien detallados y diferenciados unos de otros. Todo esto funcionando en Xbox One a 1080p y 60 imágenes por segundo, algo que no sería para destacar, pero si que dotan al juego de la fluidez necesaria para acometer las carreras y las competiciones de 8 vs 8 en pantalla, también en juego local contra la maquina o a través de Xbox Live.
Jugabilidad
Vista cenital, gatillo derecho para acelerar e izquierdo para frenar, con el resto de botones y según el modo de juego podremos activar las perks especiales con las que cuenta cada uno de nuestros vehículos. Dependiendo del modo de juego tendremos disponibles unas u otras opciones, como por ejemplo en el modo de carrera, que al igual que en juegos como Mario Kart, deberemos coger las cajas con objetos especiales de los circuitos para usarlos contra nuestros enemigos y a favor de nosotros. Todas estás cajas que cogemos de manera aleatoria en el mapa están basadas en juguetes de Hasbro, como el mítico Nerf.

Tenemos que recordar que el juego es únicamente multijugador, por lo que siempre dentro de todos los modos de juego tendremos que estar conectados para realizar nuestras partida. En caso de que falte algún jugador, el juego hará el uso de los Bots, que harán a la vez de jugadores en uno u otro equipo, e incluso completando los equipos para las partidas de captura la bandera y el resto de modos de enfrentamiento.

Está es una de las pegas mayores del juego, ya que la franquicia podría dar para un modo para un jugador completo y no depender tanto de conexiones y jugadores. Por otra parte su precio reducido, pueden en cierto modo “excusar” que el juego se haya pensado para partidas multijudor, también como algo positivo destaca que podamos jugar de manera local cooperativa, uno modo cada vez más olvidado y presente en Micro Machines Word Series.

Encontrar partidas es algo relativamente rápido, aunque en algunas ocasiones si se puede demorar más de la cuenta e incluso que te eche de alguna partida antes de comenzar. Estos problemas se solucionaron en buena parte con su primer parche que se lanzó un día antes del lanzamiento oficial, por lo que decidimos prorrogar el lanzamiento de este análisis para comprobar por nosotros mismos que el juego es más estable en su principal modo de juego y nos permite entrar en partidas de manera más rápida.

Juega de manera local cooperativa o a través de Xbox Live - ¡Comparte!    

Probablemente para algunos resultará algo decepcionante el no poder competir en un modo campaña al uso, pero podéis pensar en juegos como Rocket League, que con muchas diferencias entre ambos, Micro Machines quiere intentar ofrecer eso mismo, partidas rápidas en diferentes modos de juego sin mayor complicación. Aunque reiteramos que cada juego apuesta por cosas diferentes, pero si se nos parece un ejemplo claro de lo que casaría con este tipo de propuesta que nos ofrece Micro Machines World Series.

Algunos modos de juego mejor que otros. Mientras el modo carrera clásico funciona a la perfección y muy satisfactorio, otros modos quedan algo desubicados y no nos resultaran tan divertidos como cabría de esperar. No es algo que afecte directamente a la jugabilidad del título, sino un problema de diseño del juego, el cual intenta abarcar modos de juego demasiado amplios y en ocasiones nos llevarán a no saber muy bien lo que estamos haciendo en la partida, esa sensación se suele dar a cabo si entramos en partidas con desconocidos y no se coopera, el juego se vuelve mucho más insulso, plano y aburrido. Por otra parte si conseguimos un equipo de amigos para completar un equipo, podremos sacar mucho más provecho de modos de juego como los de capturar la base enemiga, capturar la bandera y otro tipo de enfrentamientos por equipos y el más destacado y divertido, el modo batalla.
Duración
Siendo un juego multijuagdor la vida del mismo será la que nosotros queramos, aunque el contenido de inicio puede resultar algo justo para los jugadores más exigente. Hacernos con todo el garaje de coches, todos los colores y personalizaciones que tiene bloqueados el juego nos llevará muchas más horas delante de la pantalla. También podremos competir en desafíos diarios y completar todos los pequeños extras que nos irá ofreciendo el juego.

Comenzamos

Las subidas de niveles y desbloqueos irán haciendo el resto, por lo que podremos alargar el juego hasta donde nosotros queramos. No queremos obviar el perfil del juego que es, un juego enfocado al multijugador totalmente, por lo que la falta de comunidad contra la que competir o jugar en equipos le puede pasar factura para que queramos seguir jugando de manera continuada. Su precio juega a su favor, ya que se encuentra disponible a precio “reducido” desde su lanzamiento, pero esto tampoco es un indicador de que los jugadores irán a por el en masa.
Conclusión
A través de estás lineas hemos tratado de explicar la propuesta de Micro Machines World Series, que aunque puede parecer clara, era importante matizar con este análisis que el juego puede quedarse corto para los jugadores que busquen una experiencia más completa de esta franquicia. Si buscamos algo más liviano o light, el juego cumplirá con su cometido, siendo una experiencia que pueden disfrutar todo tipo de públicos.

Los jugadores que estén buscando una experiencia más clásica quizá no encuentren en este título lo que esperaban. No por falta de calidad, más bien porque no consigue enganchar de la manera que se le presupone a un juego que está pensado en el acceso rápido y directo a través de partidas rápidas y modos de juego manidos de otros tantos juegos con componentes multijugador, por lo que está linea se puede difuminar y no conseguir llenar por completo la experiencia.

La comunidad es fundamental para una experiencia completa - ¡Comparte!    

Aun con todo lo descrito en estás conclusiones, el juego nos puede dar bastantes horas de juego si logramos engancharnos y queremos desbloquear todos los extras o sin duda, si jugamos con amigos en cooperativo, de está manera el juego gana muchos enteros y se hace mucho más divertido. Una vuelta de Micro Machines algo arriesgada por su apuesta por el multijugador, pero lo suficientemente consistente como para otorgarle una nota de aprobado alto.

*Gracias a Koch Media por habernos proporcionado el material para la review.

7

Lo Mejor

  • Divertido y accesible.
  • La variedad de coches y personalizaciones.
  • Duración.

Lo Peor

  • Echamos de menos un modo para un jugador.
  • No hay una comunidad consistente.
7 Apartado Técnico
7 Jugabilidad
7 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Adrian

Fundador de SoloXboxOne y Generación Xbox.

Deja una respuesta

Análisis de Micro Machines World Series

por Adrian tiempo de lectura: 6 min
0