Análisis de Asterix & Obelix Slap them all!



Llegó el turno una vez más de hablar de mis galos favoritos: Asterix y Obelix, por segunda vez desde que estoy en esta redacción y cada vez que tengo que describir una de las producciones que los tiene como protagonistas, no solo me envuelve la nostalgia sino la certeza de que voy a estar frente a un título que, por lo menos, va a tener un respeto inmenso por la franquicia. En el caso de Asterix & Obelix Slap Them All, que es el juego que voy a analizar hoy, no me he equivocado.

Verán, para mí los juegos de Asterix, Obelix e Ideafix me han acompañado a través de las generaciones de consolas, ya desde aquel título de Master System, sin dejar de lado Asterix & Obelix XXL y muchas otras entregas que nunca me han decepcionado. No obstante, mi título favorito de la dupla siempre fue Asterix: The Arcade Game que alejaba a nuestros queridos protagonistas de las mecánicas plataformeras para situarlos en el más puro beat ‘em up, género que Konami, los encargados de este desarrollo, conocían al dedillo, solo basta recordar el magnífico trabajo que supieron realizar también con las Tortugas Ninja durante los 90s entre muchísimos otros.

Mr. Nutz, el estudio desarrollador encargado de Slap Them All, y Microids lograron traer la magia de aquel beat ‘em up a la modernidad, dotando a la producción de unos gráficos y sonidos realmente exquisitos sin dejar de lado ciertos detalles de aquella vieja producción de Konami, como por ejemplo la forma en la que los personajes caminan y se desplazan por los escenarios.

Unos gráficos y sonidos realmente exquisitos - ¡Comparte!    

En cuanto a la historia, el juego recopila en seis actos bien definidos, varias de las mejores aventuras de los personajes de René Goscinny y Albert Uderzo como Asterix y los Vikingos, Asterix entre Bretones y Asterix y Cleopatra sin un hilo central que una los actos o una misión específica que conecte la narrativa del primero con el sexto.

Recarguen sus pociones, ¡por Tutatis! Vamos a necesitar mucha energía para mantener a raya a los romanos, a piratas, a vikingos, a egipcios, en fin, castañazos y mamporros no van a faltar en este análisis.


Apartado técnico

Estoy seguro de que lo primero que les llamará la atención desde el inicio serán los gráficos, dibujados a mano y que parecen directamente calcados del trazo mágico de Uderzo para representar no solo a los protagonistas del juego, sino a todos los personajes que se hacen presentes; enemigos comunes, jefes y aliados por igual. Los que sean fanáticos de los cómics donde nacieron Asterix y Obelix se van a sentir absolutamente en casa con todos los personajes que irán apareciendo en la historia, algunos de ellos no tan conocidos por el público en general pero que seguro les sacarán más de una sonrisa a los fans más acérrimos de la saga.

Me llamó poderosísimamente la atención un detalle que no es para nada común en los beat ‘em ups y que, sin embargo, aquí se incluye con un efecto que me pareció brutal, y es el detalle del daño que se les va infringiendo a los personajes. Es que a medida que los soldados van siendo víctimas de la furia de Asterix y Obelix, veremos cómo van perdiendo los escudos, las armaduras quedan dañadas y hasta su dentadura va perdiendo piezas, algo que me pareció extremadamente original y divertido.

Los escenarios también están muy bien logrados con pinceladas justas y el nivel de detalle exacto que emula al visto en los cómics.

La banda sonora acompaña las fases con melodías muy variadas que le dan un sabor distinto a la producción en cada una de sus etapas, incluyéndose en muchas de las canciones instrumentos no tan comunes como gaitas. Los efectos sonoros están cuidados al detalle, cada uno se siente muy bien y la conversación entre los personajes es muy divertida y perfectamente interpretada. El guión también le hizo justicia a la tradición de los personajes con muchas frases típicas de ellos.

El juego se encuentra localizado al español de España en los menús y en la narrativa de las escenas, aunque esto no aplica a las voces de los personajes que permanecerán exclusivamente en inglés, aunque reitero que los actores y actrices que han encarado a los distintos personajes han hecho un gran trabajo y se nota su esfuerzo.


Jugabilidad

Estamos aquí ante un beat ‘em up de pura cepa, por lo que si te gustan estos juegos de yo contra el barrio, aquí te sentirás como en casa. Para que este tipo de juegos funcione bien, el combate tiene que ser una verdadera exquisitez, cosa que Slap Them All logra y supera con una variedad de ataques que le quita monotonía a un género cuyo ADN tiene ese problema.

Los fans se sentirán como en casa - ¡Comparte!    

En cuestión de controles, con un botón saltaremos, con otro realizaremos el ataque convencional, otro nos permitirá agarrar tanto a nuestros enemigos, algo extremadamente útil para desparramar a los malotes por toda la pantalla, como a ciertos power ups que encontremos en el suelo, y con pulsar “Y” (por defecto) accederemos aun golpe especial. A diferencia de otros juegos del género, esta técnica no se pagará con energía sino con unos rayos que están justo debajo de nuestra barra de vida, aunque para recuperar los rayos será solo necesario golpear enemigos, por lo que los golpes especiales no serán escasos en el título.

El gatillo derecho nos permite bloquear en mayor medida los ataques, pero ya sea por la posición incómoda (para mí) de este comando o porque realmente no me fue necesario, no lo he casi utilizado a lo largo de este análisis, por lo que diría que su uso es casi opcional. El otro de los gatillos sí será pulsado bastante, ya que en el modo de un jugador nos permitirá cambiar a voluntad entre Asterix y Obelix, algo especialmente útil y necesario cuando uno de nuestros personajes está casi sin energía.

La diferencia entre Asterix y Obelix además de la velocidad de cada uno, siendo por supuesto el primero más rápido, yace en los tipos de golpes que cada uno proporciona. Hay que tener en cuenta aquí, que el juego muchas veces os recordará a un Dynasty Warriors o algún otro musou por la cantidad de enemigos que vendrán a atacarnos a la vez y sin misericordia.

La dificultad del juego no es tan elevada ni siquiera en el modo difícil, aunque variando el modo de dificultad se incrementará el nivel de daño que recibiremos por parte de nuestros rivales. La energía se puede recuperar por medio de la ingesta de carnes que encontraremos rompiendo barriles durante las fases.

Al final de cada acto nos enfrentaremos a un jefe que llegará a atacarnos con su propio ejército de secuaces, pero si bien muchos tienen un poder apabullante, no son duros de derrotar una vez que se les descubre el sistema de ataque.


Duración

Un punto controversial este, y es que si vamos directo a los números, el juego puede llegar a tomarles unas 7 horas para recorrer los 6 actos que posee, cada uno divididos en 10 frases cada uno contando las intermedias que nos alejan de la temática de ir golpeando y avanzar para hacer otras cosas como correr una carrera presionando botones, o cazar jabalíes direccionando a nuestro personaje contra ellos, entre otras. Algo así también pasaba en el arcade de Konami que nos permitía correr carreras en carruajes.

Y volviendo a la controversia que mencionaba al inicio del párrafo, es que si bien el juego dura más que otros juegos del género (que el propio Streets of Rage 4 por nombrar un ejemplo moderno) la variedad de los enemigos y de las frases se vuelve escasa para tantas horas y a muchos puede resultarle tedioso en los niveles más avanzados, más si tenemos en cuenta la repetición de las etapas del barco por ejemplo.

El juego ofrece un modo multijugador cooperativo local que vuelvo las cosas muy entretenidas para disfrutar con un colega, y un modo libre que nos insta a superar las puntuaciones que tengamos en cada nivel, lo que le suma valor a la rejugabilidad. Eso sí, este modo solo estará disponible una vez que hayamos concluido el modo principal y no antes.


Conclusión

El equipo de Mr. Nutz realizó un excelente trabajo con Asterix and Obelix Slap Them All creando un beat ‘em up estupendo con los personajes de Goscinny y Uderzo. El título que nos ocupa me dejó deseando una futura nueva entrega en donde quizás se puedan incorporar otros elementos que siento quedaron ausentes en esta producción, como la posibilidad de comprar o aprender nuevos golpes, tomar distintos caminos dentro de los mismos escenarios o interactuar más con distintos objetos de las fases para lanzar cosas contra los enemigos y ese tipo de acciones.

Si estás buscando un beat ‘em up de calidad o si eres fan de Asterix, no dudes ni un segundo porque este juego merece estar en tu biblioteca sin duda alguna.

8
RECOMENDADO

Lo Mejor

  • Los gráficos pintados a mano.
  • La cantidad de personajes que aparecen.
  • El respeto por la franquicia y el divertido beat 'em up que presenta.

Lo Peor

  • No tiene multijugador online.
  • Puede llegar a ser repetitivo para algunos.
  • Me hubiese gustado ver más interacción con el escenario o caminos alternativos.
8.5 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
7.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
Gabriel Fuentes

Traductor y localizador de videojuegos apasionado por los títulos retro y los simuladores. Nunca soltó un control desde que le regalaron una Atari 2600.

Deja una respuesta