Un desarrollador de Sledgehammer está «jodidamente emocionado» con su próximo juego