Tomb Raider, la película, luce exactamente como el videojuego