Thomas Puha habla sobre la presión que hay puesta sobre Quantum Break