Steam cambia la forma en la que se calcula la puntuación de los juegos