Así es Sekiro: Shadows Die Twice moviéndose a 4K con una RTX 2080 Ti y un i9