Rare ha calibrado el gunplay de Sea of Thieves para mejorar el crossplay