Scalebound apostará por el juego cooperativo