Digital Foundry nos enseña el espectacular Quantum Break en Xbox One X