Phil Spencer: «Nunca voy a renunciar a Japón»