Para convertir tu Xbox One en kit de desarrollo,
solo hay que hacer una combinación de botones