Pachter preveé unos 110 millones de Xbox One vendidas a lo largo de su vida útil