NIS América cree que Microsoft no ha favorecido a los juegos japoneses