Microsoft y Mojang no se plantean darle una secuela a Minecraft para no dividir su comunidad