Microsoft sigue trabajando en optimizar el rendimiento de Xbox One