Microsoft podría ser la primera compañía con un valor de 1 trillón de dólares