A Microsoft no le preocupa celebrar su conferencia primero en el E3