Menos del 35% de los jugadores de Xbox suele terminar la campaña de los videojuegos que compra