¿Y si Lockhart fuera en realidad una Xbox Portátil?