Jorgensen: “Los cambios de generación son dolorosos para Electronic Arts”