Joel Bylos piensa que 5 años es demasiado para unas consolas con 8GB de RAM