G2A propone una nueva solución para los desarrolladores: Un Key Blocker