El estilo realista de Resident Evil 2 podría influir el futuro de la saga