El beneficio de la duda para la campaña de Titanfall