Dragon Age: Inquisition está acabado, solo falta pulir algunos bugs