Los desarrolladores de Black Desert están sorprendidos con Xbox One X