Jugadores con diversidad funcional han ayudado a la creación del embalaje del mando adaptativo