Las consolas triunfan en el Black Friday de Reino Unido: 300.000 unidades vendidas