Acusan a Badland Publishing de estafar a un estudio el dinero destinado a un niño enfermo