Annapurna hace una última oferta a sus acreedores para evitar la quiebra