Análisis de Pagan: Control, segundo DLC para Far Cry 6



Nuestros recuerdos son una de las herramientas más útiles que posee el ser humano, no solo para recordar donde guardaste los regalos de navidad o para saber dónde has puesto el teléfono móvil; sino para revivir los mejores momentos de nuestra vida, aquellos momentos en los que el tiempo se para por un instante para vivir el aquí y el ahora. No obstante, este artilugio tan curioso de nuestra cabeza se puede volver en contra e incluso llegar a cambiar los recuerdos y crear realidades que nunca existieron. Esto le sucede a nuestro querido villano Pagan Min de Far Cry 4.

Pagan: Control es la segunda de tres expansiones pertenecientes a Far Cry 6, donde en cada una de ellas conoceremos el pasado de tres villanos y sus perturbadas mentes. En esta ocasión, Pagan: Control vuelve a tocar el género roguelite -que no roguelike-, mostrándonos los recuerdos del icónico personaje mientras nos intentan acercar hacia su persona. Realizando una comparación rápida con la anterior de Vaas: Insanity, vemos algunas mejoras en su mundo abierto y sistema de misiones, aunque peca de cometer los mismos errores en ciertos apartados.


Apartado técnico

Gráficamente mantiene el mismo nivel que el juego principal –Far Cry 6–, puesto que ha sido desarrollado con esa misma base, evidentemente, pero antes de continuar con este apartado me gustaría aclarar que he realizado el análisis en PC, con una tarjeta gráfica AMD Radeon RX 6900 XT con 16 GB, un procesador AMD Ryzen 7 3700x y 64 GB de RAM. Una vez dicho esto, prosigamos. Su rendimiento, bueno… Digamos que mientras lo analizaba he tenido algún que otro problema de cracheos y similares, no obstante; mantiene una tasa de fotogramas más o menos estable. Aun así, dichos problemas pueden estar ya solucionados con el típico parche día uno. Tened en cuenta que yo lo he analizado antes de su lanzamiento oficial.

Al igual que la anterior, esta expansión está basada en el mundo al que pertenece nuestro protagonista, Far Cry 4; estando esta vez ambientada en una zona claramente inspirada en el reino de Kyrat. Un diseño artístico notable y con una sobrecarga de colores, siendo muy llamativo para la vista. Sin embargo, lo mejor de todo es como han plasmado a Pagan Min en el entorno, un señor que se autoproclamó rey de Kyrat y se convirtió en Cabeza del Dragon del Imperio de la Tríada. Alguien que lo tenía todo, pero a la vez ansiaba más y más, un señor con aires de grandeza, narcisista y, aunque él pensaba que se preocupaba por los suyos; solo se quería así mismo con un narcisismo sobrenatural. Todo esto lo refleja el mundo con pequeños detalles y otros no tan pequeños.

Como suele ser habitual en los juegos de Ubisoft, el DLC está localizado al castellano, interfaz y voces en español que, por lo general, dejan muy buen sabor de boca. Desgraciadamente, aquí repetimos uno de los errores de Vaas: Insanity, menos exagerado, sí, pero notable. Una vez más vemos como Pagan repite una y otra vez las mismas frases, si bien es cierto que ahora cuenta con un repertorio mayor, siguen faltando algunas frases extras.


Jugabilidad

Pagan: Control es un roguelite, si mueres se reinicia absolutamente todo: pero con la diferencia de que aquí se nos va guardando un tímido progreso, como las armas que conseguimos en los desafíos o, los puntos de habilidad que adquirimos a través del espejo con prestigio. En esencia así son los roguelite, como lo son Hades o Risk of Rain. Tanto el gameplay como el gunplay cuentan con varias mejoras, un mayor número de interacciones y lugares que visitar, un incremento de misiones mientras vamos al objetivo principal, y una mejora en las armas. Sin embargo, algunas de esas misiones “secundarias” son muchas veces innecesarias, aunque son muy aconsejables de hacer para poder mejorar nuestros atributos en la siguiente vuelta y conocer un poquito más a nuestro protagonista. Te recomiendo que mejores un poco tus atributos y consigas una buena arma antes de dirigirte a por los tres fragmentos de la máscara -para desbloquear el final-, además las secundarias están escaladas según la zona; así que no tendrás problemas.

Por otro lado, las armas se siguen consiguiendo mediante pequeños desafíos repartidos por todo el mundo, dependiendo las estadísticas de dicho objeto; nos costará más o menos. Estos “desafíos” son siempre los mismos, enfrentarnos a una oleada de enemigos y acabar con todos ellos para desbloquear una recompensa. Aquí apenas han cambiado nada respecto a Vaas: Insanity. No obstante, donde si vemos diferencias es en el diseño de niveles para las tres misiones principales, añadiéndole un atractivo extra y que no sea única y exclusivamente matar a los tres tíos de siempre. Como decía al principio, la expansión de Pagan sigue cometiendo los mismos errores en ciertos aspectos, algunos ya los he mencionado y se soportan, pero otros como la inteligencia artificial de los enemigos normales… Te puedes poner delante de ellos y te disparan hacia el lado contrario, no es muy común; pero es bastante lamentable. Eso sí, los boses no presentan este problema.


Duración

Si lo único que buscamos es completar una vuelta con final incluido, la duración estimada es de unas 7/8 horas, lo cual no está nada mal. Aquí abarcamos varias misiones secundarias, las tres principales y desafíos para obtener ciertas armas. Si hacemos esta ruta nos dejaremos algunos secretos por el camino y si somos completistas; la duración puede rondar las 12/15 horas de manera aproximada. Como siempre las horas pueden variar dependiendo del jugador y el modo de dificultad. Yo no os recomiendo que os lo paseéis en modo historia -dificultad fácil-, ya que pierde su gracia y un poco más y se asesinan entre ellos para que nosotros no tengamos que hacer nada.


Conclusión

Pagan: Control es un DLC indispensable para todo amante de Far Cry 4, ampliarás tus conocimientos sobre el antagonista del juego mientras luchas contra sus miedos y problemas psicológicos. Este segundo DLC para Far Cry 6 mejora notablemente en su gameplay, pero por el lado apuesto encontramos fallos de optimización y misiones secundarias poco elaboradas; ojo, no todas. Lo primero se resuelve con una actualización, lo segundo no tiene remedio, como la IA de los enemigos comunes. En cuento al apartado gráfico, sonoro y artístico, mantiene un nivel de casi sobresaliente, con un mundo muy atractivo y llamativo desde el primer minuto.

Una vez más, si salimos del género roguelite es un complemento muy bueno para el juego base, además de la forma perfecta de explorar una versión en miniatura del reino de Kyrat; aunque algo cambiada. Puede que esto sea lo que más me ha gustado, el cómo han plasmado al personaje y su esencia en todo el mapa. Podríamos decir que el mapa ha adoptado su personalidad, la personalidad de Pagan Min.

7.8
BUENO

Lo Mejor

  • La posibilidad de conocer mejor a Pagan Min.
  • El mapa basado en Kyrat, donde está reflejada la personalidad de Pagan.
  • Su atractivo perteneciente a los roguelite.
  • Mayor contenido y horas.

Lo Peor

  • Una optimización muy mejorable.
  • La IA de los enemigos corrientes.
  • Una actualización de balanceo para las armas no le vendría nada mal.
8 Apartado Técnico
7.5 Jugabilidad
8 Duración
Facebook Twitter E-mail
Juan Jesús

Apasionado de los juegos de nacimiento. ¿Mi sueño? Vivir en un RPG y explorar las Tierras Intermedias.

Deja una respuesta