Análisis de Lost Judgment – Xbox Series X



Si hablamos de sagas de juegos japonesas es muy posible que se te vengan a la mente muchas (y muy buenas). Una de las más queridas es la saga Yakuza, desarrollada por el estudio Ryu ga Gotoku Studio, y que tras llevar a sus espaldas 7 entregas numeradas (más un buen montón de spin-off) ha conseguido hacerse un huequecito en el corazón de muchos jugadores. Que esta saga llegase a Xbox Game Pass me parece una de las mejores noticias que podíamos tener los amantes de los juegos japoneses, y es que seguro que como yo muchos hemos querido jugar a los Yakuza pero no hemos podido por ser exclusivos de PlayStation.

No quiero entretenerme mucho más en la saga Yakuza en sí porque hoy vengo a hablaros de su nuevo y más reciente spin-off, Lost Judgment. Este título es secuela directa de Judgment (del que ya os trajimos su análisis hace unos meses) y nos vuelve a poner en la piel de Takayuki Yagami, un abogado que decide meterse a investigador privado tras los acontecimientos que abren el primer juego. Si habéis jugado a la saga Yakuza veréis desde el primer momento que, pese a estar ambientado en la misma Kamurocho de las entregas numeradas, el juego en sí no tiene nada que ver.

Un gran thriller policial - ¡Comparte!    

El hecho de cambiar a un Yakuza por un investigador privado hace que el juego adquiera otro tipo de mecánicas e incluso una nueva estructura de misiones, puesto que aquí lo que haremos será resolver casos como un buen profesional que somos. El juego sigue teniendo el mismo humor y las mismas circunstancias hilarantes que caracterizan a la saga, pero nos muestra una historia muy seria y oscura donde algo tan delicado como el bulling ocupa un lugar clave. La primera entrega fue un juego bastante notable, pero por desgracia su calidad no se vio reflejada en las ventas. Sin más, toca ver ahora como se desenvuelve este nuevo Lost Jugdment.


Apartado técnico

Lost Judgment me ha sorprendido muy gratamente en lo que al apartado técnico y gráfico se refiere. Esperaba una entrega muy continuista en ese aspecto, pero lo cierto es que si lo jugáis como yo en una Xbox Series X vais a ver como luce a las mil maravillas. En líneas generales mantiene el tipo en casi todos los aspectos, pero donde más destaca con mucha diferencia es las expresiones faciales de los personajes. Es cierto que este nivel solo se mantiene en los personajes importantes de la trama, pero veremos continuamente en el juego escenas cinemáticas con primeros planos que rozan el fotorrealismo y que harán que la inmersión en la historia sea mucho mayor.

El resto de personajes que nos encontraremos no tienen ese nivel, pero tampoco hay una diferencia abismal. Donde encontramos un escalón menos en cuanto a calidad se refiere es en las animaciones de los personajes (eso si, solo fuera de los combates). Quizás por limitaciones del motor gráfico podemos ver en ciertas ocasiones algunos movimientos un tanto raros, pero es algo que no llega a molestar en ningún momento. Eso si, es llamativo como hay una diferencia bastante grande en según que situaciones, con unas persecuciones por ejemplo que lucen de maravilla pero con un sistema de parkour que no es digno del resto del conjunto.

Es momento de dejar a un lado a los personajes para centrarnos en los escenarios. Lost Judgment tiene tal y como he dicho antes dos ciudades diferentes con un tamaño considerable (sobre todo Ijincho). Como suele pasar en todos los juegos del estudio estos escenarios pueden no parecer inmensos, pero cuando jugamos un par de horas nos damos cuenta que están tan llenos de contenido y de vida que parecerán el doble de grandes. Además de estas visitaremos algunos lugares más, donde destaca el colegio Seiryo que tiene bastante peso en la historia (y que cuenta con su propio grupo de misiones secundarias).

No me puedo olvidar de la iluminación del juego, que está también bastante bien resuelta cuando se trata de las luces de la ciudad por la noche pero no tanto por el día. El juego en Xbox Series X tiene un rendimiento perfecto, funcionando a unos 60 fps que no se inmutan en ningún momento. Tenemos para elegir un modo que prioriza la resolución, pero reduciendo a 30 fps el juego. Personalmente no elegiría este modo de juego puesto que la reducción en la tasa de frames se nota mucho más que la mejora gráfica. Cabe destacar que el juego llega localizado al castellano con posibilidad de poner las voces en inglés o en japonés (recomiendo esta última opción).


Jugabilidad

Si en algún momento habéis jugado a la saga Yakuza pero no al primer Judgment veréis similitudes jugables continuamente, pero el estudio ha hecho un buen trabajo para que Lost Judgment se sienta único, diferente. Este título es continuación directa de la primera entrega, apareciendo muchos personajes (tanto principales como secundarios) que veíamos en el original. Aunque cada vez que esto ocurre suele aparecer algún tipo de breve explicación narrada por Yagami lo cierto es que se echa en falta que el estudio hubiera hecho algún tipo de vídeo introductorio como podemos ver en muchos juegos.

Donde más parecido vamos a encontrar con el resto de Yakuza es el sistema de combate. Dejando a un lado un gran RPG como es Like a Dragon, esta saga siempre ha apostado por un combate directo y espectacular, donde podemos ir haciendo combos y golpes especiales utilizando a nuestro favor el entorno. El elemento diferenciador de este sistema son los estilos de combate, que nos permitirán adoptar un abanico de habilidades y golpes diferentes para según que situación. Al igual que en la primera entrega tendremos el Tigre (ideal para enfrentamientos en solitario) y la Grulla (para cuando estamos en inferioridad numérica), al que se suma uno nuevo llamada la Serpiente, con el que podremos desarmar a nuestros enemigos, y que al menos en mi caso es el que más me ha gustado con diferencia.

Tiene un sistema de combate divertido y muy cinematográfico - ¡Comparte!    

El juego cuenta con un sistema de progreso donde iremos mejorando poco a poco a Yagami canjeando los puntos de habilidad que vamos consiguiendo en actividades, misiones y combates. Además de poder mejorar nuestra destreza con los estilos de combate también tendremos más opciones centradas en nuestras estadísticas como salud y daño, destreza y especial, donde habrá un buen número de posibilidades tanto para el combate como para la experiencia general del juego. Estas mejoras las controlaremos con nuestro teléfono móvil, que hará las veces de menú y que nos permitirá consultar expedientes, pedir un taxi, hacer fotos o utilizar Buzz, una red social que nos servirá para encontrar casos secundarios.

Nada de ser un criminal: en Lost Judgment seremos un investigador con todas las de la Ley

A partir de esta base es cuando el juego empieza a sentirse único. Como investigador privado nuestro trabajo será la mayoría de las veces resolver casos, y obviamente no nos podremos valer de nuestros puños para ello (o, al menos, no siempre). El juego tiene en muchas situaciones momentos de pura investigación, en los que el juego pasará a una vista en primera persona para así poder ver con más lujo de detalle que nos rodea. Tendremos también a nuestra disposición alguna herramienta para investigar, como un amplificador de sonidos para escuchar conversaciones lejanas, un detector para señales de radiofrecuencia o incluso un perro detective experto en encontrar problemas a resolver.

A todo esto debemos sumarle los interrogatorios, en los que deberemos elegir que preguntar o que prueba enseñar cuando toque. El único pero de esto es que realmente es una mecánica de ensayo y error, aunque nos equivoquemos podremos seguir probando hasta que demos con la tecla correcta. Las persecuciones típicas de la saga Yakuza vuelven también a estar presentes en Lost Judgment, pero tenemos otras mecánicas que no como el parkour, el sigilo e incluso abrir cerraduras con una ganzúa. Mientras que esta última está bien implementada, las otras dos no. El parkour cuenta con unas mecánicas bastante robóticas y se siente muy torpe, siendo un poco frustrante. Peor aun es el sigilo, que carece de libertad alguna y es demasiado simple, molestando en ocasiones. Obviamente todas estas mecánicas están justificadas por exigencias del guion y también para darle más variedad a la jugabildiad, pero creo que el resultado final dista bastante de funcionar bien.



Duración

Hacía bastante tiempo que no me enfrentaba a un juego con tanto contenido y con tanto por hacer como este Lost Judgment. La historia principal cuenta con una estructura dividida en 13 capítulos al más puro estilo de una serie de televisión, pero como suele ocurrir en cualquier juego de Ryu ga Gotoku Studio dedicarse únicamente a completar esta es dejarse por el camino más de la mitad de lo que nos ofrece el juego. La historia en si es bastante interesante, y cuenta con muchos giros de guion bastante impredecibles. Completar únicamente el caso principal del juegos nos debería llevar en torno a las 18-20 horas de juego, cifra que no está nada mal.

Como digo, hacer esto nos privaría de mucho contenido. El juego cuenta con más de 50 casos secundarios donde veremos absolutamente de todo: desde un niño que es abandonado en la puerta de un orfanato a las apariciones de un OVNI. Además tendremos las llamadas Historias Escolares, que nos llevarán a interactuar con varios clubes del colegio como el de baile o el de robótica para resolver un buen número de misterios (y tener muchos minijuegos por el camino). También podremos tener citas en el juego, y por supuesto una cantidad gigantesca de minijuegos marca de la casa, como las recreativas, el golf, el baseball o una máquina VR que sin duda se lleva el premio al mejor del juego. Por último, en el menú principal de Lost Judgment también habrá unos minijuegos para jugar con otra persona y algo llamado La Reyerta, que nos llevará a enfrentarnos a un buen montón de situaciones especiales con limitaciones, como por ejemplo acabar con cierto jefe usando solo un estilo de combate.


Conclusión

Tras haber completado Lost Judgment solo pienso en el gran talento que tiene el Ryu ga Gotoku Studio. Pese a haber lanzado un buen número de Yakuza y spin-off saben como seguir explotando una fórmula que dominan a la perfección pero que nunca llega a ser repetitiva puesto que van introduciendo novedades con un criterio maravilloso. Se perfectamente que he nombrado muchísimas veces la saga Yakuza pero me es inevitable puesto que Lost Judgment bebe directamente de ella, pero dando un giro de 180º ya que realmente lo que tendremos entre manos es un muy buen thriller policíaco que sabe mantenernos pegados al mando con una historia profunda (con críticas hacia la sociedad y la política nipona) y con toneladas de contenido secundario lleno de personalidad propia.

Imprescindible para los amantes de la saga Yakuza - ¡Comparte!    

Lost Judgment también tiene unos personajes a los que es muy difícil no cogerles cariño, especialmente Yagami en su camino hacia la redención tras los hechos que abrieron el primer Judgment. Obviamente el juego tiene algunos puntos negros que lastran un poco la experiencia, especialmente un sigilo demasiado encorsetado y que está introducido en el juego con un diseño simplón y que desentona de lo demás. Algunas animaciones también quedan un poco por debajo del resto del apartado gráfico, al igual de un sistema de parkour que sobre el papel debería de ser más divertido o vistoso pero que se queda a medio camino, pudiendo incluso llegar a ser frustrante para algunos jugadores.

Obviando esto me es muy complicado ponerle pegas a un título redondo, de lo mejor que he jugado en los últimos meses. Si eres un amante de la saga Yakuza o te gustan los buenos thrillers policíacos este Lost Judgment debe ser un imprescindible en tu colección.

9
SOBRESALIENTE

Lo Mejor

  • Historia profunda y bien hilada
  • Personajes carismáticos
  • Gran calidad de expresiones faciales y primeros planos
  • Sistema de combate divertido y muy espectacular
  • Mecánicas detectivescas
  • Contenido opcional de calidad

Lo Peor

  • Algunas animaciones no están del todo bien pulidas
  • Un sigilo demasiado encorsetado
  • El parkour puede llegar a frustrar
9 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
10 Duración
Facebook Twitter E-mail
Juan Lorente

Abogado de profesión y amante de los videojuegos desde que probe Street Fighter II en un Commodore Amiga.

Deja una respuesta