Análisis In Rays of the Light



En esta ocasión tengo el privilegio de traeros el análisis de In Rays of the Light, remake del título original lanzado en 2012 que nos llega de la mano del desarrollador ruso Sergey Noskov en colaboración con el compositor Dmitry Nikolaev, y publicado por Sometimes You.

Según define el propio autor del título a su obra, “In the Rays of the Light es una parábola atmosférica de autor sobre nuestro lugar en este mundo, la vida y la muerte”. En este título nos sumergiremos de lleno en un viaje filosófico que nos pondrá cara a cara con la verdadera naturaleza del ser humano, y nos hará ver que será nuestra propia naturaleza quién nos acabará llevando a nuestro inevitable final.


Apartado técnico

Sin lugar a duda dónde realmente destaca este título es en su apartado técnico. Y es que In Rays of the Light cuenta con un apartado gráfico realmente impresionante teniendo en cuenta que ha sido desarrollado por una única persona. Si bien es cierto que en general encontraremos muy pocos elementos en el mapa, todos ellos cuentan con un alto nivel de calidad y muy buenos acabados, excepto en contadas ocasiones.

Mención a parte merece la increíble iluminación con la que cuenta este juego, sinceramente, una de los mejores de las que he podido disfrutar a día de hoy, consiguiendo unos efectos de luces y sombras realmente impresionantes y que pasan a formar parte imprescindible de la experiencia de juego. Otro punto que me veo obligado a mencionar es el apartado musical y sonoro, el cuál es simplemente sublime y al igual que pasa con la iluminación, logra convertirse en una parte totalmente imprescindible de In Rays of the Light.

In Rays of the Light no dispone de la opción Quick Resume en Xbox Series X|S


Jugabilidad

Entramos de lleno en la parte que de largo, más me ha decepcionado de este juego.  Y es que, más allá del mensaje filosófico que quiera darnos el autor, este título no es más que un Walking Simulator con algún que otro puzzle que tendremos que resolver para continuar caminando. Es más, uno de los logros que obtendremos al jugar a este título se llama God of Walking Simulator, así que más o menos ya podéis ver por dónde van los tiros.

La jugabilidad de este título es increíblemente simple, ya que se basa principalmente en caminar e ir encontrando diferentes objetos clave que nos ayudarán a avanzar durante nuestro viaje. Contaremos con un pequeño inventario para guardar los objetos que necesitaremos para continuar, como un mechero o una tubería que nos servirá para abrirnos paso a través de puertas bloqueadas, y nada más.

En este juego estaremos solos. Completamente solos. Y a pesar de saber desde el inicio de nuestro viaje que no hay nada ni nadie que vaya a suponer una amenaza para nosotros, el uso de la ambientación y la iluminación es tan magnífico, que estaremos todo el juego en situación de estrés constante, siempre alerta al más mínimo sonido, sobre todo en las fases finales del título, dónde la sensación agobio y claustrofobia es absolutamente real, algo que pocos juegos han logrado hacerme sentir.

En general, la jugabilidad a pesar de su simpleza funciona bastante bien con la tónica general del título, por lo menos hasta que nos encontramos con las escaleras. Y es que nuestro personaje, por algún extraño motivo, es incapaz de subir escaleras a no ser que vayamos saltando o corriendo, y si nos paramos en mitad de una escalera, veremos como poco a poco empezamos a resbalar hacía abajo, algo que me ha parecido, cuánto menos, curioso, y sinceramente, pienso que la opción de saltar se ha incluido justamente para esto, porque no necesitaremos saltar en ningún otro momento, únicamente al encontrarnos con los mayores enemigos de nuestro personaje, una escalera o un terrible escalón.


Duración

In Rays of the Light es el juego más corto que he analizado en el tiempo que llevo en Generación Xbox. Completar la historia de este juego no nos llevará ni una hora, a no ser que nos atascamos en alguno de los puzles que encontraremos, lo normal será completar el juego en poco más de 45 minutos.

Claustrofobia y agobio casi reales - ¡Comparte!    

Si queremos conseguir los 1000G disponibles en este título, probablemente en 90 minutos lo tendremos listo. Una vez completado el juego al 100%, no hay ningún aliciente para volver a jugar In Rays of the Light más de allá de disfrutar del trabajo de Sergey Noskov y Dmitry


Conclusión

Sinceramente, mientras jugaba a In Rays of the Light, tenía la sensación de estar viendo un catálogo de los diferentes assets creados por Sergey Noskov más que la sensación de estar jugando a un auténtico videojuego. El juego es excesivamente sencillo y el mensaje, por más decorado que esté con “parábola atmosférica de autor sobre nuestro lugar en este mundo, la vida y la muerte” es un mensaje que hemos visto anteriormente en infinidad de juegos, libros y películas.

Personalmente, lo único que salva a este juego de un suspenso por mi parte es el increíble apartado musical y los efectos de luces, auténticos protagonistas del juego.

Este análisis ha sido realizado en una Xbox Series X.

Podréis encontrar In Rays of the Light disponible en la Microsoft Store por 7,99€.

5
DIFERENTE

Lo Mejor

  • Increíble apartado musical
  • Gran trabajo de iluminación

Lo Peor

  • Extremadamente corto
  • Jugabilidad aburrida
8 Apartado Técnico
4 Jugabilidad
3 Duración
Facebook Twitter E-mail
ABreaker1477

Spartan frustrado y fiel servidor de YorHa que, cuando no está trabajando, está escribiendo o retransmitiendo en Twitch.

Deja una respuesta