Análisis de The Elder Scrolls Online: Greymoor



Está claro que la saga The Elder Scrolls es una de las más conocidas en el universo de los juegos de rol, gracias sobre todo a Oblivion y Skyrim, su cuarta y quinta entrega respectivamente. Y es que desde que se lanzaran sendos capítulos el tirón de la serie no ha hecho más que crecer, motivo más que suficiente para que Bethesda y ZeniMax se animaran a lanzar un capítulo de la serie completamente online, abarcando el género MMORPG que tan de moda estaba hace unos años. Esto es, un juego de rol multijugador masivo que se desarrolla en un mundo persistente online.

Más grande que nunca - ¡Comparte!    

Los inicios de The Elder Scrolls Online no fueron fáciles, a los problemas de lanzamiento se sumaron que la gente no parecía dispuesta a pagar una mensualidad por un título que ofrecía más de lo mismo, y que solo World Of Warcraft y la serie Final Fantasy con su capítulo XIV han sabido mantener. Así, un año después bajo el sello de Tamriel Unlimited, el título llegaba a consolas y suprimía las mensualidades, quedando relegadas a una suscripción plus que para nada es obligatoria para poder disfrutar del juego y todas sus posibilidades, aunque desde luego ofrecerá varias ventajas de lo más golosas.


  Síguenos en Google News

Posteriormente llegarían varias expansiones y unos cuantos DLCs de pago que aumentarían el mundo así como las posibilidades del título, entre las expansiones tenemos: Morrowind, Summerset y Elsweyr. Con todos estos contenidos se han ido incluyendo una nueva raza, un par de clases nuevas, nuevos mapas, misiones, profesiones y un largo etcétera. Ahora, tras un pequeño retraso, es el turno de Greymoor, la última expansión que nos devolverá a la parte oeste de Skyrim y sobre la que centraremos todos nuestros esfuerzos en este análisis.

Así que, cuando hablemos de historia, duración o cualquier otro aspecto nos enfocaremos en esta parte del título, obviando el resto de contenidos pues para los que os queráis aventurar por vez primera en el mundo de Tamriel debéis saber, y lo decimos totalmente en serio, que la duración y las posibilidades son infinitas, literalmente, tanto por contenido como por desarrollo de personaje.

Una larga aventura nos espera.

Ahora sí, empecemos con nuestro análisis de The Elder Scrolls Online: Greymoor

Las montañas se extienden más allá de donde alcanza vista, acariciadas por la blanca y frágil nieve mientras somos transportados a bordo de un carruaje. Los bosques a nuestro alrededor nos arropan hasta que desde sus sombras aparecen unos oscuros y terribles seres que nos capturarán y nos harán prisioneros. Así comienza la nueva epopeya de The Elder Scrolls Online que lleva el nombre de Greymoor. Un inicio que sin duda hará que brote la nostalgia de nuestro interior, dado que guarda numerosas similitudes con el inicio de Skyrim, y termina por convertirse en una fuga de prisión tal y como ocurriera en Oblivion.

Este arranque, que presentará un nuevo conflicto entre especies y esbozará los primeros compases de la historia ya deja entrever que estamos ante la expansión más oscura y lúgubre del título, y hay que reconocerlo, este nuevo estilo le sienta genial. La historia se sucede a buen ritmo y enganchará gracias a sus idas y venidas, donde las traiciones, los experimentos y la amenaza de los vampiros se sucederán misión tras misión.

Hay que destacar algunas de las misiones, las cuáles alcanzan un nivel de excelencia gracias a su desarrollo, habiendo incluso partes que juguetean con algún puzzle que otro, algo que resulta totalmente atípico en el género MMORPG. En la otra cara de la moneda veremos misiones más tediosas y previsibles, y aunque la historia engancha en los últimos compases se vuelve más predecible, aunque no por ello menos espectacular. Además, se siente que finaliza de forma muy abrupta. Parece claro que el título se seguirá expandiendo con nuevo contenido con el paso del tiempo, mostrando el compromiso del estudio por seguir nutriendo el juego de contenido.

Los efectos de luces están muy logrados y logran instantáneas realmente espectaculares.


Apartado técnico

Está claro que el género MMORPG no suele ser un referente en cuanto a apartado técnico se refiere, sin embargo, estamos ante un título notable y que dentro del género es una de las propuestas más sólidas.

Skyrim luce realmente bien, los escenarios son muy variados y están muy bien construidos. Además, como es propio de esta clase de juegos, nos moveremos por mapas de gran tamaño, aunque en el título que nos ocupa se diferencian distintas zonas, habiendo un cambio con su correspondiente pantalla de carga de por medio. Estos cambios se suceden cuando entramos en las mazmorras o principales ciudades. De todos modos lo tiempos de carga son muy prudentes.

Aunque es un gustazo volver a recorrer Skyrim, hay un escenario que que convence todavía más, y no es otra que todo el entramado subterráneo de Blackreach, que si bien se esbozaba en su quinta entrega aquí profundizaremos más sobre todo lo que lo rodea. Los parajes de Blackreach son de una gran belleza, transmitiendo en todo momento la sensación de estar en un mundo mágico y absorbente. Además, nos veremos desorientados en más de una ocasión, pero lejos de agobiar resulta hasta placentero perderse por toda esa red de túneles y pasadizos mientras exploramos cada rincón en busca de misiones, objetivos o simplemente detalles que aumenten el lore del juego.

Blackreach es, sin duda alguna, un lugar en el que da gusto perderse.

Por otro lado, el diseño de los personajes se nota muy trabajado, sobre todo en el detalle de armaduras y armas, muy variadas y muy mimadas. Como viene siendo habitual en este tipo de juegos, nuestro primer objetivo será crear a nuestro personaje, para lo cual dispondremos de un montón de posibilidades. En el otro lado tenemos a los monstruos y criaturas, en especial los vampiros, claros protagonistas de este juego, tienen un aspecto imponente y exquisito, mostrando muy buen diseño a nivel técnico y artístico, y haciendo de este Skyrim un mundo realmente vivo.

Los juegos de luces y sombras tienen un buen nivel en general, al igual que la distancia de dibujado. Donde se puede notar más dejadez es en las texturas y fondos, además que las animaciones de los personajes distan mucho de ser buenas, cumplen sin más. Eso sí, si jugamos desde Xbox One X podremos disfrutar del título en 4K y con HDR.

A nivel sonoro el título alcanza muy buen nivel, la música ambiental acompañará perfectamente nuestra andadura y jugueteará con tonos más épicos y oscuros en momentos de mayor tensión. Sin duda una gran banda sonora para un gran título, aunque eso sí, lejos del nivel de maestría de Jeremy Soule, quien ha dejado una marca muy profunda gracias a su excelentísimos trabajos, destacando Skyrim por encima de cualquier otro. El resto del apartado sonoro cumple holgadamente con lo que se requiere, contando además con un doblaje sensacional, aunque completamente en inglés.

Los diálogos se suceden de modo muy fiel a la saga, todos con su correspondiente doblaje.


Jugabilidad

Lo primero que destaca desde que empezaran a llegar las distintas expansiones, y por tanto Greymoor se aprovecha de ello, es de que da igual que estemos haciendo una misión secundaria o una principal, absolutamente todas las misiones se sienten parte de la historia. Me explico, un problema que adolecen los mundos abiertos, y los MMORPG más en particular, es que los mapas se sobrecargan de iconos de misión que nos convierten en meros recaderos sin sentido: mata a 10 jabalís, lleva esta carta, busca 5 plantas medicinales y un largo etcétera. En cambio, no veremos nada de esto en Greymoor.

No podrás derjar de jugar - ¡Comparte!    

Por poner un ejemplo, una misión secundaria empieza con algo tan básico como conseguir 5 piezas de carne, pero cuando lleguemos al campamento veremos que han desaparecido dos personas y deberemos de ir a buscarlas, una vez encontremos a una nos dirá el paradero de la otra que está en peligro, para lo cuál habrá que buscar la mazmorra donde se ha refugiado y completarla. Durante este trayecto habrá conversaciones con personajes y pequeños elementos que aumentan la riqueza argumental de la que siempre hizo gala la serie, no convirtiéndose en simple relleno y pasando a ser una mini aventura en sí misma, con su inicio, nudo y desenlace.

Solitude es uno de los emplazamientos claves en esta expansión.

Además, es importante el término “conversaciones”, porque a diferencia de otros MMORPG éstas adquieren un nivel más importante pudiendo tener distintas respuestas o aprovecharse de los clásicos: intimidar, persuadir y mentir tan clásicos de Bethesda. Algo que se agradece y que da un toque único a nuestra aventura. No tiene el abanico de posibilidades de Skyrim, pero dentro del género es el juego con más posibilidades, y eso es de agradecer.

Sobre el desarrollo del personaje, se observa el mismo que hizo popular a la serie ya este juego en particular, hay subida de niveles, sí, es obvio, pero una clase no estará vinculada por obligación a un rol específico. Esto es, un Dragonknight puede ser un excelente tanque, pero también un gran DPS, y esto solo es posible gracias a la libertad de desarrollo de personaje a nivel de equipamiento, habilidades y atributos. El único límite es el que tú quieras ponerte.

Sobre los contenidos nuevos, además de la nueva región y un montón de misiones nuevas, hay tres incorporaciones destacables:

  • La primera de las mecánicas son las Harrowstorms, unas tormentas mágicas que asolan las tierras de Skyrim convirtiendo a sus habitantes en horribles monstruos no-muertos. Sobrevivir a ellas será complicado al principio, pero probablemente nos veamos combatiendo con otros guerreros a nuestro lado. Además, a nivel estético son una auténtica maravilla.
  • Se incluye una nueva profesión de arqueología, de modo que podremos sentirnos como Indiana Jones o Lara Croft. Gracias a esto podremos conseguir nuevos objetos u oro. La estructura de estos objetivos se compone de dos puzzles, el primero para localizar la ubicación y el segundo para desenterrar el propio tesoro, lo cuál aporta frescura al desarrollo y creemos que se vuelve una actividad que se complementa muy bien con el resto del juego.
  • Por último, se añade una prueba cooperativa llamada Kyne’s Aegis. Este añadido, el cuál nos ha parecido realmente gratificante, se trata de una prueba para doce jugadores que deberán proteger a los ciudadanos de la zona de las huestes de monstruos que se abalanzarán sobre ellos. Una tarea nada fácil, pero ofrece un nuevo desarrollo al título. 

Si queremos descubrir el emplazamiento de un tesoro, primero tocará averiguar dónde está.

Un último punto muy interesante es que el estudio no quiere que tengamos que subir de nivel a un personaje si somos nuevos y queremos ver el contenido de la última expansión. Así que, si es la primera vez que jugamos al título, podremos hacerlo en el orden que queramos dado que todas las misiones se adaptarán a nuestro nivel actual. Sin duda una medida muy acertada y muy bien elaborada.


Duración

Estamos ante una expansión con una duración considerable. La historia principal puede llevar alrededor de 20 horas, lo cuál puede parecer poco, pero hay que sumar todas las misiones secundarias, las cuáles aportan mucho al título tal y como ya dijimos anteriormente. Además tendremos nuevas mazmorras, un nuevo modo cooperativo, la profesión de arqueología a la que se puede sacar mucho jugo, eventos aleatorios, …, en fin, muchas horas de juego. No te alarmes si tras un montón de horas no te salta ningún logro, es algo normal, sobre todo si empiezas por el contenido de la expansión.

Además, si no tienes el juego base (disponible en Xbox Game Pass), puedes comprar el pack completo que te incluirá no solo el título original, sino todas las expansiones hasta la fecha, ahí directamente si que te podemos asegurar que la duración pasa a ser infinita, hay mucho contenido fruto del crecimiento que ha ido experimentando el título con el paso de los años.

¿Veis esa tormenta roja del fondo? Si vamos hacia allí y llegamos a tiempo podremos combatir en una Harrowstorm.


Conclusión

The Elder Scrolls Online: Greymoor es una gran expansión, aunque quizá por debajo de lo ofrecido por Summerset. Ofrece un montón de contenido y nuevas propuestas de lo más interesantes. Además, volverás a recorrer Skyrim, así que si disfrutaste de la quinta entrega esta casi es una parada obligatoria. Ahora bien, debes perdonar que tras todos estos años siga estando completamente en inglés, porque hay mucho que leer y requiere un nivel alto.

Otro punto a favor es que como buen MMORPG, se sustenta sobre una gran comunidad de jugadores con lo cuál nunca te sentirás solo, aunque puedas avanzar en la historia sin la ayuda de nadie. Eso sí, en compañía siempre se pasa mejor.

Si aún con todo lo que hemos dicho tienes dudas, puedes aprovechar que su versión básica está disponible en Xbox Game Pass, así que si estás suscrito al servicio podrás hacerte una idea de lo que ofrece el título, aunque ten presente que la primera entrega adolecía más los defectos de ser un juego de rol multijugador, teniendo misiones más insulsas, lo cuál no implica que tenga una mala historia o tenga misiones secundarias interesantes, pero sin duda, se nota que tiene más relleno para forzar a recorrer todas las zonas y justificar más horas delante de la pantalla.

* Agradecer a Bethesda los materiales ofrecido para poder realizar este análisis.

8
Muy bueno

Lo Mejor

  • Volver a Skyrim, y aún más, a Blackreach
  • El sistema de arqueología
  • Los vampiros y su diseño
  • Horas y más horas de diversión

Lo Peor

  • Carece de novedades respecto al resto de expansiones
  • La historia termina por ser totalmente predecible
  • Está en completo inglés, lo cual echará atrás a más de uno
7.5 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
8.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
Abel Martín

Enamorado de los videojuegos desde FFVII, el rock y las buenas historias son mi pasión. Siempre dibujo una sonrisa cuando escucho el tañido de un logro.

Deja una respuesta