Análisis de Yoku’s Island Express

Por naturaleza, siempre tendemos a minimizar al máximo a la hora de etiquetar un juego. Cuando nos enfrentamos por primera vez a uno, enseguida nos surgen preguntas: ¿a qué otro juego se parece?, ¿cómo es su estética?, ¿a qué género pertenece?  Y es precisamente en ese momento en el que Yoku’s Island Express nos sorprende por primera vez (y, para nuestra fortuna, no será la última).

Villa Gorilla es un pequeño estudio afincado en Estocolmo que tiene entre sus filas algunos veteranos trabajadores de Starbreeze. A sus espaldas cuenta con títulos AAA como The Darkness y The Chronicles of Riddick. De la mano del mítico distribuidor Team 17, este estudio sueco nos trae a nuestras Xbox Yoku’s Island Express, una mezcla entre las clásicas plataformas conocidas como “Metroidvania” con fantásticas mecánicas de Pinball. Podríamos decir que es una mezcla de “Rayman” y “Sonic Spinball”, pero además, añadiéndole ese característico estilo de exploración de un “Castlevania”.

Interpretamos a un feliz y siempre sonriente escarabajo pelotero llamado Yoku. Después de que el viejo cartero local se jubile, nuestro amigo recibirá la responsabilidad de ocupar el puesto vacante de repartidor en la isla de Mokumanu. Como nuevo encargado de la correspondencia, tendrá que recorrer el enorme territorio entregando cartas y paquetes para los extraños habitantes de esta peculiar isla.

Yoku's Island Express

Confieso que soy de ese tipo de personas que piensa que todo está inventado y que pocas cosas hoy en día me asombran. Sobre todo, en un mundo en el que el desarrollo creativo de los artistas del videojuego no conoce límites. Pero tengo que reconocer, que francamente, este juego me ha sorprendido mucho, y a captado toda mi atención antes ni siquiera de empezarlo. Sobre el papel, Yoku’s Island Express lo tiene todo para cautivar al jugador y llenar horas y horas de entretenimiento. Así que nos colgamos nuestro zurrón repleto de cartas y comenzamos nuestro viaje para averiguar si la peculiar mezcla de géneros funciona.


Apartado Técnico
Como buen juego de plataformas, el apartado técnico no lo es todo. Pero Yoku’s Island Express puede presumir sin duda de lucir una faceta artística impecable. Sus personajes y escenarios están dibujados a mano con un estilo de acuarela con mucha personalidad. Otro de los detalles que cautivan al jugador es la forma que estos personajes tienen de balbucear, de una forma muy graciosa y característica.

Yoku's Island Express

También sorprende, visualmente hablando, la sensación de recorrer una isla llena de vida, con unos personajes mágicos muy diferenciados entre sí y con una historia personal cada uno de ellos. No tengo ningún reproche que hacer a Yoku’s Island Express en el sentido técnico: todo se mueve con muchísima fluidez, la selección musical es muy acertada y artísticamente el juego es una preciosidad. Tiene una paleta de colores muy variada que le da un aspecto de dibujo animado encantador. Por último, quiero deciros algo: no os dejéis engañar por su aspecto infantil, este juego puede disfrutarlo tanto un niño de 10 años como un adulto de 40.
Jugabilidad


El género “Metroidvania” puede ser un poco ambiguo para aquellos que no lo conozcan. Para definirlo un poco podemos decir que en él los jugadores exploran un enorme mundo dividido por zonas. En este gran universo, el acceso a ciertas partes está limitado de alguna manera, o bien con lugares del mapa en un principio inaccesibles u otros mecanismos que solo se desbloquearán después de que el jugador haya cumplido unos requisitos especiales o haya adquirido unas habilidades concretas en el juego. Al conseguir esas mejoras el jugador podrá localizar atajos y caminos antes inalcanzables para él. Para hacernos con esos beneficios, en la mayoría de los casos será necesario que volvamos a partes ya exploradas anteriormente, lo que convierte la investigación del terreno en una parte importantísima de su jugabilidad.

Yoku's Island Express

Estas mecánicas son algo intrínseco del género y una pieza clave en su jugabilidad, pero puede recaer en lo monótono si su progresión no está bien diseñada. Así que la primera pregunta que nos hacemos es si Yoku’s Island Express puede frustrarnos o caer en la monotonía. La respuesta es: rotundamente no. No tendremos la sensación de perder el tiempo buscando el ítem que necesitamos o encontrar el camino correcto dentro del gran mapa. Todo es tan fluido como intuitivo.

La sensación de progresar durante la partida es constante, haciendo su jugabilidad muy natural e intuitiva.  - ¡Comparte!    

Pero esto no significa que se nos dé todo mascado: el mapa nos mostrará la ubicación exacta de donde tenemos que dirigirnos en cada ocasión, pero no nos especificará el camino que debemos tomar. Buscar en todos y cada uno de los rincones recónditos, algunos de los cuales muy bien escondidos, se hace muy ameno y no supondrá un gran esfuerzo para el jugador. En este tipo de juego es habitual que se nos lleve una y otra vez por sitios que ya hemos pasado para encontrar hasta el último detalle oculto. El mérito del título es conseguirlo sin aburrirnos ni cansarnos.

Yoku's Island Express

Respecto a las fases de Pinball, están totalmente integradas en el mapa y resultan una pieza esencial en el desarrollo del juego. La transición entre ellas no se siente ni forzada ni es excesivamente intrusiva. Suponen una parte importante del juego, pero tengo que decir que mi primer reproche está en esta parte. Y es que las fases de Pinball en ocasiones resultan frustrantes y bastante complicadas de superar. A pesar de que a primera vista pueda parecer una labor fácil o intuitiva, no lo es.

Por ejemplo, tendremos que golpear en una zona concreta para desbloquear una compuerta que nos dará acceso a otra zona del Pinball. Conseguir golpear ese punto exacto repetidas veces requerirá mucha precisión y paciencia por nuestra parte. Y creedme que precisamente paciencia necesitaremos mucha. Todos aquellos que han jugado alguna vez a un Pinball saben de lo que estoy hablando.

Yoku's Island Express


Duración
Yoku’s Island Express carece de fases o niveles, solo un único mundo enorme esperado a ser explorado. Dependerá muchísimo de lo ambiciosos que seamos a la hora de conseguir todos sus secretos ocultos. Asimismo, influirá las habilidades que tengamos manejando las palas de pinball.
Si nos centramos únicamente en la trama argumental, a lo largo del juego nos encontraremos con 4 Bosses o Jefes que deberemos derrotar para liberar la isla de un terror ancestral que habita en ella (y que para evitar spoilers no contaré más jejeje). Estos jefes supondrán un gran desafío para el jugador. Y no solo ahí estará el reto, sino que nos será más difícil alcanzar su ubicación exacta, ya que, para poder enfrentarnos a ellos, antes debemos cumplir ciertos requisitos.

En mi caso, y para concretar más, el juego me ha durado unas 12 horas disfrutándolo pausadamente. Pero si nos proponemos descubrir todos sus secretos y desbloquear todo el mapa, no sería descabellado que podamos tardar en completarlo unas 15/20 horas.

Yoku's Island Express

Conclusion


Tenemos entre manos un juego sencillamente maravilloso, cautivador y que conseguirá divertirnos muchísimo. En mi caso personal, no solo ha logrado sorprenderme mucho con una mezcla de géneros tan peculiar, sino que también me ha arrancado muchas sonrisas con ese personaje protagonista tan simpático y alegre. ¡Mención especial al matasuegras que utiliza nuestro sonriente protagonista para interactuar con el escenario… y con confeti incluido!

Mezcla con maestría dos géneros poco habituales en nuestras consolas, pero si miramos al detalle cada una de sus opciones, su jugabilidad no es revolucionaria ni inventa nada nuevo. Pero sí hay que reconocer que el resultado de esta mezcla de géneros tan peculiar es excelente, y funciona perfectamente.

Yoku's Island Express

En algunas ocasiones, las fases de Pinball me han desesperado un poco, pero después de todo, completarlas ha sido muy satisfactorio. Merece la pena armarse de paciencia y superar el reto que este juego nos propone.

En definitiva, si buscas un buen juego de plataformas, divertido y desafiante, Yoku’s Island Express no solo cumplirá con tus expectativas, si no que las superará. Un juego excelente que mezcla dos géneros de una manera muy acertada.

*Gracias a Team17 por habernos proporcionado el material para la review.

8.3

Lo Mejor

  • Es imposible no adorar a un protagonista tan simpático
  • El diseño de escenarios y personajes es magnifico
  • Su accesibilidad nos permite avanzar de una manera intuitiva, sin ser excesivamente fácil

Lo Peor

  • Algunas fases de Pinball pueden ser frustrantes
  • Si vas muy al grano, se hace corto
9 Apartado Técnico
8.3 Jugabilidad
7.5 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Lobato

Pacense y Lusitánico de Sangre. Otro Músico Frustrado"Nós ossos que aqui estamos pelos vossos esperamos"

Deja una respuesta

Análisis de Yoku’s Island Express

por Lobato tiempo de lectura: 6 min
0