Análisis de Wargroove

Hace tiempo que no vemos en Xbox One un título rol táctico o rol estratégico. Un género al que ya de por sí es bastante nicho se suma que la mayoría suelen ser de origen japonés y, no lo podemos negar, no suelen aparecer en la consola de Microsoft. Precisamente la falta de títulos de rol táctico en la generación actual es el motivo que ha empujado a Chucklefish Games a realizar Wargroove. Es cierto que existen juegos muy buenos dentro de este género en Xbox One, la saga Xcom sin ir más lejos. No obstante, la propuesta de Chucklefish Games con Wargroove se acerca mucho más a las mecánicas vistas en la saga Fire Emblem o el propio Advance Wars de Game Boy Advance (ambos juegos de Nintendo).

Wargroove puede duraros hasta el día del juicio final por la noche - ¡Comparte!    

En este juego se nos presentará un mundo medieval y fantástico en el que conviven 4 grandes reinos. Nosotros comenzaremos encarnando el papel de Mercia, princesa del reino de Guindal, que más pronto de lo que le gustaría, le toca convertirse en la reina del mismo. No solo le llegará la herencia del reino sino también el deber y la obligación de enfrentarse al reino de Macabria, que pretende conquistar el reino de Guindal y arrasar a su población. Sin embargo, no son las únicas regiones que se verán envueltas en un conflicto, pues pronto irán sucediendo diversos acontecimientos que nos pondrán en serias tesituras también con el reino de los floránidos y con el reino de Cantaria.

Análisis de Wargroove


Apartado técnico

Wargroove nos presenta un juego de rol estratégico por turnos con un estilo gráfico al más puro estilo pixel art, en el que lo más puntero gráficamente se verá en las cinemáticas que presenta el juego. El juego apenas llega a los 400 Mb de peso, así que os podéis imaginar que precisamente en este apartado el juego no os va a deslumbrar con una gran propuesta. Sin embargo, no por ello el juego tiene peor aspecto, sino todo lo contrario. El juego luce francamente bien, desde el diseño de los propios mapeados con el de las unidades, pasando por las secuencias de ataque donde podemos ver a nuestras unidades lucirse con más detalle. Un trabajo que no debe pasar desapercibido.

Análisis de Wargroove

El sonido también es un trabajo a destacar, pues la banda sonora es uno de los mejores aspectos del juego. Gran variedad de pistas de sonido que adornan las diferentes batallas y situaciones en la que nuestros personajes se van a ver inmersos. Los efectos de sonido de los combates también acompañan muy bien a los efectos visuales. Una lástima que el juego no incluya voces, pero es una propuesta indie que realmente no los necesita. Lo que si que incluye es el soporte a muchos idiomas, entre ellos el castellano, así que no tendréis que perder el tiempo en traducir del inglés.


Jugabilidad

Wargroove tiene una jugabilidad clásica ya vista en otros juegos de rol táctico. Tendréis un tablero lleno de unidades, edificaciones y geomorfologías varias en el que tendréis que desplazar vuestros ejercitos para derrotar a vuestro enemigo. Cada ejercito será liderado por un comandante, que tendrá una habilidad especial llamada “groove” que dará ciertas ventajas en función de la situación en la que te encuentres. Por supuesto, cada tipo de unidad tendrá unas ventajas concretas y unas desventajas con respecto a otras unidades. Aunque suena más complejo de lo que realmente es, pues el propio juego irá, en su modo campaña, desgranando cada tipo de unidad poco a poco para que nos familiaricemos con cada una de ellas.

Análisis de Wargroove

Tendremos varios modos para elegir, empezando por el modo un jugador. Este modo no solo incluye el modo historia, sino que también os permitirá crear partidas en el modo arcade para echar una pachanga rápida con cualquier tipo de ejército o comandante. Si esto os sabe a poco en solitario, también dispondréis de un modo puzzle en que tendréis que dar buen uso de vuestro conocimiento del juego para poder resolver los desafios que se os plantean.

Por supuesto, el juego se concibió también para jugar en compañía. Para ello tendréis varias posibilidades dentro del modo multijugador. En primer lugar, podréis jugar en modo local con hasta 4 jugadores si así lo deseáis (hasta os permite echar una partida de ajedrez al estilo Wargroove). En segundo lugar, podréis atreveros a jugar contra cualquier persona del mundo que tenga el juego gracias a su modo online. Finalmente, aunque no por ello menos importante, gracias a la función Xbox PlayAnywhere, podréis jugar también con jugadores que tengan el juego en Pc a través de Windows 10, con un sistema de códigos que os recordará a cuando antiguamente la gente jugaba al ajedrez por correo.

Análisis de Wargroove

Si tuviéramos que añadir alguna pega, ésta sería sin duda que podría haber incluido algunas mejoras que hicieran el juego más amigable para las personas que se están iniciando en el género. Perder la partida al tomar una mala decisión después de 20 turnos es algo que a muchos jugadores novatos les puede resultar bastante molesto. Seguramente sea algo hecho a propósito, pero incluir, por poner un ejemplo, un sistema de guardado que permita continuar tu batalla a partir de cierto punto permitiría que más jugadores pudiera jugar a Wargroove.

Si todo esto os resulta escaso a estas alturas, el juego tiene más cosas que ofreceros. Sin ir más lejos, podréis crearos vuestros propios mapas, además de compartirlos con la comunidad o descargar los que esta haya creado en el juego. Y si no entendéis el uso de algún personaje, unidad o mecánica, no os preocupéis, que el juego también tiene un códice muy completo con el que ilustrar cualquier aspecto del juego (o de la historia, si vais desbloqueando jugando en el modo campaña).

Análisis de Wargroove


Duración

Wargroove es un juego relativamente corto si solo nos centramos en completar el modo campaña sin probar o jugar al resto de modos. Completar el modo campaña nos puede llevar alrededor de 15 horas de juego, aunque si planeamos obtener todas las estrellas y calificación S en todas las misiones, esta cantidad se puede doblar o ir mucho más allá sin ningún tipo de problema. Eso sin olvidar que también tenemos el modo puzzle para un jugador.

Análisis de Wargroove

Desbloquear todas las entradas del códice y las canciones de la banda sonora original en el apartado gramola también llevará su tiempo, de la misma forma que obtener todos los logros del juego. Si añadimos a toda esta mezcla el modo multijugador y la posibilidad de crear vuestros propios mapas, el juego puede duraros hasta el día del juicio final por la noche.


Conclusión

Wargroove es una propuesta muy interesante dentro de los juegos de rol tácticos que ningún jugador debería perderse, incluyendo los que tengan interés en iniciarse en el género. A 16,99€ tendréis no solo una gran historia que disfrutar y una gran cantidad de batallas desafiantes, sino que también un juego multijugador muy variado y adictivo, con gran contenido por desbloquear. Sus apartados gráfico y sonoro cumplen mejor que muchos juegos triple A, solo echando en falta algunas medidas que hicieran el juego algo más accesible a algunos jugadores. Aún así, el equipo está preparando novedades para el juego, así que el juego solo puede mejorar.

Nosotros lo tenemos claro, preparad vuestros ejércitos, porque la batalla está más que servida en Xbox One.

*Gracias a Chucklefish por habernos proporcionado el material para la review.

8.8
MUY BUENO

Lo Mejor

  • Variedad de modos de juego
  • Posibilidad de crear tus propios mapas
  • El modo asincrónico multijugador con Windows 10

Lo Peor

  • Algunos aspectos del modo campaña
  • IA algo complicada para novatos

Nuestra Nota8.8

9 Apartado Técnico
8.5 Jugabilidad
9 Duración

Vuestra Nota9.3

9 Apartado Técnico
10 Jugabilidad
9 Duración
Jose Luis

Me encantan los videojuegos, en especial los de las consolas de Microsoft y Nintendo. También me gustan las series y los libros, en especial de ciencia-ficción. A veces hablo por los codos

Análisis de Wargroove

por Jose Luis tiempo de lectura: 5 min
2