Análisis de Souldiers, el nuevo metroidvania español



A mediados de abril os traje mis primeras impresiones de Souldiers, un metroidvania español que intentaba e intenta, abarcar varios géneros a la vez con el gran peligro que esto conlleva: quedarse finalmente en limbo y no ser ni cosa, ni la otra. Por suerte, Souldiers sabe combinar muy bien el género Souls, plataformas e incluso añade algunos puzles para que nuestra aventura sea más entretenida y menos simple; vamos, que usemos la cabeza de vez en cuando, que para eso la tenemos. He de admitir que, al principio, tuve serias dudas sobre estas combinaciones irregulares, pero con el paso del tiempo el juego me fue enganchando más y más hasta el punto de pasar varias horas sin percibir mi alrededor.

El mejor indie en lo que llevamos de 2022 - ¡Comparte!    

Souldiers es una Oda a la época de los 16 bits, al talento infravalorado de nuestro país y todos aquellos amantes de los tres géneros mencionados anteriormente, porque sí; el título de Retro Forge cumple en todos los sentidos, bueno, en casi todos. No obstante, os adelanto que, para mí, es el gran descubrimiento de lo que llevamos de 2022, un indispensable.


Apartado técnico

Es curioso que cuando empecé su análisis, la versión que estaba jugando era la de Xbox One, sin ninguna ventaja para la nueva generación; sin embargo, desde hace cosa de tres-cuatro días ya cuenta con la clásica etiqueta de optimizado para Xbox Series, aunque yo no he recibido ninguna actualización desde entonces. Seguramente, todo aquel que lo vaya a comprar en su lanzamiento, recibirá directamente dicha versión, por lo que tendrá posiblemente opciones extras, una mayor resolución, mejores tiempos de cargas, etc.

Como en realidad he analizado su versión de Xbox One desde una Series, puede que algunas de las pegas que diga ahora sean inexistentes en unos días, pero bueno. Los tiempos de carga son lentos para las fechas que corren, además, cuando guardamos la partida en las “hogueras” se laguea durante unos segundos. Ya os digo, todo ellos se corregirá y optimizará con el típico parche día uno, pero como es la versión que he jugado, he de contaros toda la verdad y no solo lo bonito.

Su apartado artístico y sonoro nos recordará a la época de los 16 bits, y nos transportarán directamente a mediados de los 90. Cada unos de los escenarios, bosses, enemigos y amigos, todos, tienen un diseño atractivo y agradable a la vista. Por último, decir que el juego está totalmente localizado al español, subtítulos e interfaz. No está doblado, puesto que no existen diálogos al uso, los personajes no llegan emitir palabras. Su banda sonora cumple, a veces se nos hace repetitiva y en otras única, nos acompañará constantemente durante la aventura; así que en líneas generales cumple con lo esperado.


Jugabilidad

Las clases de Souldiers son una tríada más o menos tradicional: Scout, Arquero y Conjurador. No necesita ninguna otra para exprimir al 100% el juego, con ellas podrás ir variando la manera de afrontar los desafíos que nos propone el juego. Sé que a muchos os gustaría jugar con otro tipo de clases, pero no son necesarias, serían más un complemento como otro cualquiera. De todas ellas, diría que el mago es de las más complicadas al principio, no hace un daño abrumador para la vida que posee; en más de una ocasión nos veremos en apuros y desearemos haber seleccionado otra diferente.

El combate es sencillo de entender, no necesitamos pasar por la universidad para aprender 500 combos, 25 finisher y 10 bloqueos. Sí, aprenderemos nuevas habilidades que irán en consonancia con la clase inicial y conseguiremos “x” objetos que nos potenciará y otorgará nuevas mecánicas, como el doble salto, el cual no lo obtendremos hasta pasadas las primeras 3/4 horas de juego. Es igual que nuestro equipamiento, iremos obteniendo piezas mejores, aunque si tenéis la oportunidad de mejorar las existentes, hacedlo, os hará falta. Además, la progresión general es «lenta», las habilidades las iremos desbloqueando de tanto en tanto, va subiendo de coste respecto a la anterior, y al subir de nivel nuestro personaje: no obtendremos todos los puntos necesarios para adquirir la habilidad.

El mundo está dividido en regiones, la mayoría con enemigos únicos y algún jefe de zona esperando ser derrotado. Aquí encuentro su primer fallo, y es el set de movimientos y ataques de varios jefes, son demasiado simples y creo que se podría haber aprovechado mucho mejor; aun así, nos dejará con buenas sensaciones y dependiendo el boss, nos otorgara una recompensa o nos permitirá acceder a ella. Como mencione en las impresiones de abril, su mundo me recuerda mucho a Salt and Sanctuary entre otros, donde la exploración y la atención del usuario juegan un papel fundamental para descubrir nuevos secretos, objetos o caminos ocultos de difícil acceso. Además, su vasto mundo, aunque dividido en regiones, está plagado de atajos, lo que pasadas unas horas nos comenzara a reportar mayor facilidad de movimiento; siempre que los vayamos desbloqueando. Por no olvidar las «esculturas/espadas», lugares que nos servirán para descansar y guardar la partida, además de utilizarlo como punto de aparición en el caso de muerte y poder teletransportarnos entre ellas.

Los que estáis acostumbrados a leer mis análisis, sabéis que, en no pocas ocasiones, suelo hablar de la historia del juego, sobre todo si me parece interesante o digna de mención. En este caso, es un hilo conductor para enlazar las misiones principales y secundarias y trasladarnos de un sitio a otro, pero no aporta gran cosa. No estoy diciendo que sea mala, al revés, diría que es entretenida; pero no busquéis una historia digna de Frank Herbert, para eso ya cuenta con una jugabilidad exquisita.


Duración

Souldiers no es un juego para pasarte en una tarde o dos, es mucho más que eso. Su progresión al principio es lenta y luego va remontando poco a poco, mientras destapamos todos los secretos que esconde su mundo. Si buscas completar la historia principal, todas las misiones secundarias y no dejar secreto por desvelar, tardarás unas 55 horas.

Una preciosidad en 16 bits - ¡Comparte!    

Como siempre digo, la duración depende de la habilidad personal de cada uno, y más en este tipo de juegos, no obstante; al comienzo de la partida podremos elegir tres modos de dificultad, Explorador, Soldado y Guerrero.


Conclusión

Para mi Souldiers es el indie de 2022 hasta el momento, su jugabilidad y mundo me han encandilado de principio a fin, un apartado artístico muy agradable de ver y un medio centenar de horas de contenido para mantenernos entretenidos, que en muy pocas ocasiones se nos hará pesado; menos aun teniendo la posibilidad de seleccionar una dificultad inicial que se adapte a nuestras dotes. El sistema de exploración y la combinación de géneros hacen del título de Retro Forge algo único y especial, que a pesar de sus puntos negativos, es un indispensable.

Como punto negativo, las pantallas de carga, bajas de FPS en momentos puntuales y el set de movimientos de algunos jefes. Lo bueno, es que los dos primeros tienen fácil solución, y seguramente el próximo 2 de junio serán únicamente un recuerdo lejano.

Análisis de Souldiers, el nuevo metroidvania español - Analizamos Souldiers, un metroidvania de cosecha española que dará mucho que hablar durante 2022, para mí es todo un descubrimiento.

Análisis de Souldiers, el nuevo metroidvania español - Analizamos Souldiers, un metroidvania de cosecha española que dará mucho que hablar durante 2022, para mí es todo un descubrimiento.

8.7
INDISPENSABLE

Lo Mejor

  • Su mundo inmenso e interconectado.
  • La jugabilidad junto a las tres clases iniciales.
  • Su apartado artístico.

Lo Peor

  • Los tiempos de carga.
  • Algunas bajadas de FPS.
  • La música a veces se puede hacer repetitiva.
8 Apartado Técnico
9 Jugabilidad
9 Duración
Facebook Twitter E-mail
Juan Jesús

Apasionado de los juegos de nacimiento. ¿Mi sueño? Vivir en un RPG y explorar las Tierras Intermedias.