Análisis de Prey: Mooncrash

En mayo de 2017 asistimos al reinicio de una IP querida por muchos que lamentablemente no tuvo la secuela esperada. El Prey de 2006, a groso modo, era un mata-mata, con el motor gráfico id tech que nos ponía en la piel de un cherokee con poderes que intentaba derriba una super nave alienígena que pretendía comerse a todos los habitantes de la tierra, para usarlos de combustible. Un premisa muy interesante y un juego muy interesante, del que no se ha heredado absolutamente nada en este Prey de Arkane Studios.

Y realmente nos alegramos, porque entonces descubrimos que este nuevo Prey lo tenía todo para encantarnos. Moviéndose entre la estética de Bioshock, System-Shock e incluso algunas mecánicas de mundo abierto, el estudio nos mostró un título sublime con la capacidad de ponernos en cientos de situaciones diferentes en los que la pericia de cada jugador y la manera de elegir las habilidades de su personaje, hacían cada paso tan difícil como quisiéramos.

En Prey nos poníamos en la piel de Morgan Yu -que podía ser tanto mujer como hombre-, un científico atrapado en la Talos I, una nave enorme que orbita la luna donde tienen lugar los mayores experimentos de la humanidad. Pero pronto, unos habitantes de la nave, llamados organismos Tifón, acaban haciéndose con la totalidad de la misma, amenazando a la propia existencia de la humanidad si consiguieran llegar a llegar a la tierra. Aquella aventura la podemos revivir ahora gracias a la Digital Deluxe Edition, que nos añadirá los modos de Nueva Partida + y un nuevo modo de dificultad.

Esta Digital Deluxe incluye el DLC del que os vamos a hablar: Mooncrash. Lamentablemente, aunque lo esperábamos, esta expansión no continua la historia original, sin embargo está estrechamente relacionada, ya que si estuvimos atentos a los distintos documentos de la Talos I, nos indicaban que la propia Transtar también contaba con una base lunar secreta. La misma que visitaremos en esta ocasión, de una manera bastante especial.

Prey Mooncrash

Y es que la base ha dejado de dar respuesta y los rivales de Transtar, KASMA Corp. envían a un hacker llamado Peter (que es el personaje protagonista) a recoger toda la información posible. El problema es que parece que esta empresa nos tiene “amenazados”, de forma que solamente si cumplimos todos sus objetivos, podremos escapar de allí. Desde una sonda espacial y con la ayuda de un Operador averiado, usaremos sus datos residuales, para con un simulador, explorar la estación lunar y recoger toda la información.
Apartado técnico
La suerte de esta nueva expansión es que llega con un renovado parche para Xbox One X, con lo que hemos tenido la oportunidad de jugarlo en su mejor versión para consolas. Sin embargo, no parece usar toda la potencia de la consola y solo contaremos con una subida a 1440p a 30fps (de los 900p y 30fps de la Xbox One S). Según hemos podido ver, la mayoría de las texturas han subido su resolución y la estabilidad de la tasa de imágenes por segundo ahora se mantiene como una roca.

A nivel artístico, los escenarios son similares, con interiores que se mueven en ese periodo alternativo que parece mezclar lo futurista con una estética años 20, que tanto nos recuerda a Bioshock y la superficie lunar, que prácticamente en cada una de las vueltas que demos a esta simulación las tendremos que pisar con la incorporación de un nuevo sistema de gravedad y una mochila propulsora mucho más limitada que lo que pudimos ver en el juego original. Sin embargo, también contaremos con algunos enemigos nuevos y más mortíferos que desafían el diseño anterior, como el Tiburón Tifón, un enemigo bastante grande y duro que se desplaza por debajo tierra.
Jugabilidad
Antes de contaros todas las posibilidades que ofrece Mooncrash nos centraremos en algo muy importante: intentad explicaros de que va este DLC para que veais las oportunidades que ofrece. Como Bethesda le llama, esta nueva expansión es en resumen una especie de Roguelike. Cada vez que iniciemos la simulación, tendremos la posibilidad de jugarla con 5 personajes distintos. El objetivo principal será escapar de la instalación sin morir en el intento y la simulación perfecta consistiría en escapar con los 5 personajes sin que muera ninguno, lo que nos llevaría al final real del juego.

Prey Mooncrash

Pero esta tarea es casi imposible, porque el equipo de Arkane ha entrelazado esta simulación para ir motivándonos con cada vuelta de una manera bestial. Primeramente deberemos de ir desbloqueando los personajes, para poder tener todas las opciones disponibles para preparar nuestro terreno. El escenario (la base lunar) es siempre el mismo, sin embargo, las condiciones en cada una de las simulaciones van cambiando. Imaginaos que cada una de esas simulaciones es una nueva partida. En esa partida, podremos jugar con hasta 5 personajes y todo lo que hagamos, consigamos, desbloqueemos y abramos, se mantendrá hasta el final de la simulación, ya sea por que escapemos o porque -lo más normal- mueran todos.

Pero como reiniciaremos la simulación muchas veces, aunque se reseteará el escenario cambiando enemigos de posición e introduciendo algunas variables que nos pueden obligar a coger otros caminos, las habilidades aprendidas de cada personaje con los conocidos Neuromods, se conservarán para siempre. El problema es que los items que consigamos no. Así que cada partida tendremos que empezar con lo puesto. Cada uno de ellos tiene habilidades diferentes, por ejemplo, el voluntario, con el que empezamos, es muy débil pero sus habilidades PSI son extremadamente útiles contra los organismos Tifón, pudiendo barrer fácilmente algunas zonas. La ingeniera será la única capaz de reparar cosas, la directora tendrá permisos especiales para abrir algunas puertas o activar determinadas funciones, etc…

Prey Mooncrash

Las habilidades de cada uno bien usadas de manera ordenada nos llevarán a cumplir cada uno de los objetivos, los cuales, por suerte, al estar relacionados con el empleado de KASMA, no cambian nunca, y son acumulables, por lo que cada simulación, cada muerte, nos hará adaptarnos y conocer todas las posibles situaciones, no solo a nivel de experiencia, si no que también obtendremos una puntuación acumulable que nos servirá para equiparnos con la entrada de cada personaje a la simulación. En este caso, los diagramas que obteníamos para crear objetos, también perduran a través de los múltiples intentos.

Por tanto, tenemos que con un mismo mapa, la estructura del juego se va volviendo cada vez menos complicada: sabremos donde está cada objetivo, por donde nos podremos escapar, cada personaje será cada vez más fuerte y tardaremos menos en explorar y escapar. Porque el tiempo también es sumamente importante.
Duración
Usando este apartado como excusa, os explicamos porque el tiempo es tan importante para cada uno de esos intentos o simulaciones. Y es que, para que no nos tomemos todo con demasiada calma, para explorar lentamente o eliminar a nuestros enemigos tranquilamente, existe el concepto de “Corrupción de la simulación”. Como todo sistema que no está completo, mientras más tiempo pasemos en la simulación, más se corrompe, y cada vez que esa barra se llene, el nivel de corrupción subirá.

Prey Mooncrash

El problema es que cada vez que ese nivel suba, los enemigos serán un poco más fuertes y encontraremos que se han generado algunos donde antes no estaban, complicándonos en exceso la tarea. ¿Lo peor? Cuando el nivel 5 de corrupción se complete, la simulación llega a su fin, obligándonos a empezar de nuevo. Y os aseguramos, que el nivel sube muy rápido y aunque haya un método para reducirlo, no es suficiente. Por lo que a pesar de que nuestros personajes se hagan más fuertes, este reloj siempre estará ahí para limitar nuestros movimientos. Y creednos, no os acerquéis a un Tecnópata nivel 5, porque os freirá el culo en un santiamén.

Vive. Muere. Adáptate. Repite. - ¡Comparte!    

En duración general de la expansión, Prey: Mooncrash podría alargarse más de las 10 horas perfectamente. En nuestro caso, llevamos casi 8 horas y acabamos de desbloquear el 5º personaje, así que imaginaros la progresión y dificultad que tiene. Y eso que ni siquiera os hemos hablado de las nuevas armas, de las nuevas categorías de las mismas (mientras más corrupción, mejores armas disponibles también) o de los estados que añaden nuevas características de supervivencia, como quemaduras, traumatismos craneales, radiación, etc., que no se nos quitarán si no usamos el item correspondiente.

Conclusiones

Con Mooncrash, Prey vuelve a demostrar que tiene los ingredientes perfectos para considerarse un juego magnífico, pero en vez de ofrecernos lo mismo, Arkane ha optado por meternos en un infierno lunar en el que más de una vez se nos ocurrirá dejarlo, por lo tremendamente injusto y exigente que puede llegar a ser. Sin embargo, cada simulación te hace más fuerte, mejor equipado y sobre todo, proporciona más experiencia y conocimiento de la situación al propio jugador, por lo que siempre te deja con los interrogantes de si debíamos empezar con un personaje u otro, haber escapado de una manera u otra o haber dejado el inventario del anterior bien guardado en un sitio accesible.

Prey Mooncrash

Por 19,99€ no solo tendremos la expansión Mooncrash, si no que también tendremos acceso a las actualizaciones llamadas Luna llena (en junio), Luna Azul (mes de julio), Luna de sangre (también en julio) y al final de este verano, llegará un nuevo DLC, llamado Cazador de Tifones, que traerá un modo multijugador en el que un superviviente deberá escapar de 5 oponentes miméticos, que se podrán ocultar por el escenario e intentar eliminar al humano. Así que merece la pena, y mucho.

*Gracias a Bethesda por habernos proporcionado el material necesario para la review.

8.8
RECOMENDADO

Lo Mejor

  • Imprescindible si te gustó el original. La ambientación es sublime.
  • El mapeado es lo suficientemente amplio para que tenga mucho para explorar.
  • El sistema de progresión y la necesidad de colaborar entre los personajes.
  • Doblado al español.

Lo Peor

  • Quizá demasiado difícil en los primeros compases.
  • El tiempo de corrupción de la simulación parece visiblemente mal calibrado.
  • Recicla muchos assets del original.
8.5 Apartado Técnico
9.5 Jugabilidad
8.5 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Pedro Del Pozo

Apasionado de los videojuegos desde hace 20 años, Pecero hasta la médula, hasta que la Xbox One me sedujo al salón. Los shooters son mi pasión y los juegos de mundo abierto mi enemigo natural.

Deja una respuesta

Análisis de Prey: Mooncrash

por Pedro Del Pozo tiempo de lectura: 7 min
0