Análisis de Planet Coaster: Console Edition



Si como quién escribe estas líneas eres un fanático de los parques de atracciones dispuesto a hacer largas colas para subirte a esa nueva y espectacular montaña rusa, definitivamente 2020 no ha sido nuestro año. Sin embargo, ahora tenemos la posibilidad de quitarnos esa espinita clavada gracias a la llegada a Xbox One y Xbox Series X/S de Planet Coaster.

Planet Coaster ha sido desarrollado por el equipo de Frontier Developments, unos auténticos veteranos del desarrollo de títulos de gestión y simulación como bien podemos comprobar en otros de sus juegos, como el mítico Rollercoaster Tycoon 3, Jurassic World Evolution o Planet Zoo. Si bien el juego salió originalmente para PC en el pasado 2016, cuatro años después tenemos la posibilidad de disfrutarlo desde la comodidad de nuestros sofás gracias a su nueva versión para consola, versión que además encontraremos disponible en el catálogo de Xbox Game Pass.


  Síguenos en Google News


Apartado técnico

Obviamente Planet Coaster no pretende ser un portento gráfico, sobre todo si tenemos en cuenta que pasaremos la mayor parte del tiempo jugando con la cámara alejada para poder tener un mayor control de nuestro parque. Sin embargo, el equipo de Frontier Developments ha hecho un increíble trabajo que podremos apreciar al hacer zoom, viendo pequeños detalles como el movimiento de la hierba o cómo interactúan nuestros visitantes con los empleados de nuestro parque, o viendo el gran trabajo realizado en la creación de los diferentes animatronicos que podremos colocar por nuestro parque.

Como cabe esperar, cuenta con importantes mejoras gráficas, con 4K y HDR para sus versiones de Xbox One X y Xbox Series X, además, en las consolas de nueva generación de Microsoft, los tiempos de carga son más anecdóticos que otra cosa. El juego cuenta tanto con textos como con voces en castellano, algo que realmente se agradece en un título tan completo y complejo como este.

Planet Coaster


Jugabilidad

La principal diferencia que encontraremos en la jugabilidad con su antigua versión para PC, es la inclusión de nuevos personajes que nos harán de guías durante nuestras primeras horas de juego al más puro estilo Jurassic World. Contaremos con la inestimable ayuda del gerente del parque, qué nos ayudará a mantener felices a nuestros visitantes; la encargada de las finanzas, quién nos guiará en nuestro camino por rentabilizar nuestro trabajo; el ingeniero de montañas rusas, quién nos ayudará a la hora de diseñar y construir a las protagonistas de todo parque de atracciones; y, como no, también contaremos con la indispensable ayuda de una influencer, que nos dará consejos para aumentar el número de visitantes en nuestro parque.

Estos personajes son quienes llevarán el hilo conductor de la campaña, reapareciendo en diferentes escenarios para darnos consejos sobre cómo avanzar, algo que no estaba disponible en PC y que es de una gran ayuda, sobre todo para todos aquellos ajenos al complejo mundo de los simuladores, ya que habitualmente estos juegos cuentan con una cantidad ingente de menús y submenús, y Planet Coaster no es una excepción.

Planet Coaster

Todo parque de atracciones que se precie tiene por lo menos una montaña rusa de categoría que sirve como principal reclamo a los posibles clientes del parque, y como no podía ser de otra manera, las montañas rusas son las auténticas protagonistas del juego. Contaremos con un gran número de montañas rusas ya prediseñadas por el propio juego que podremos instalar si tenemos el dinero necesario. Sin embargo, lo mejor de todo es poder crear desde cero tu propia montaña rusa, algo mucho más difícil de lo que podríamos pensar a simple vista.

Para poder crear una montaña rusa que logre conquistar a nuestros visitantes, deberemos construirla teniendo en cuenta tres factores imprescindibles. El primero de estos factores es la emoción, es decir la diversión que genera la montaña rusa a quiénes montan en ella, ya que poca gente pagará por subir en una montaña rusa totalmente recta. El segundo factor, y personalmente uno de los que más me ha costado equilibrar, es el miedo; si creas una montaña rusa llena de caídas en picado y loops, nadie pagará por subirse en tan aterradora atracción. Por último, pero no por ello menos importante, deberemos controlar las ganas de vomitar evitando giros bruscos o frenazos en seco. Este último factor parece el más absurdo, pero es muy importante, ya que cuántas más nauseas sientan quiénes montan en tu montaña rusa, menos consumirán después en el resto de instalaciones del parque.

Planet Coaster

Aunque las montañas rusas sean las indiscutibles protagonistas de este juego, la realidad es que pasaremos la mayor parte del tiempo realizando otras tareas, ya que, aunque tengamos una montaña rusa espectacular, nadie visitará nuestro parque si no tenemos las instalaciones y el personal necesario. Por lo que una de nuestras principales preocupaciones será garantizar a nuestros clientes todos los servicios que puedes esperar en un parque de atracciones, tiendas, restaurantes, aseos, primeros auxilios, bancos, papeleras, elementos decorativos, carteles, edificios para empleados….

Debido a la enorme cantidad de menús y submenús que encontraremos disponibles para crear los diferentes tipos de edificio, es muy posible liarse y agobiarse por no encontrar, por ejemplo, el submenú para papeleras o bancos. Sin embargo, aquí entran los nuevos personajes que nos servirán de guía para no sentirnos abrumados antes las prácticamente infinitas posibilidades que nos brinda este título.

Una vez nos hayamos asegurado de que nuestros clientes tienen cubiertas sus necesidades básicas, es la hora de convertir nuestro parque de atracciones en una auténtica máquina de hacer dinero. Para ello deberemos tener siempre en mente el balance de ingresos/gastos de nuestro parque, ya que, si mantener abierto el parque nos cuesta más dinero que el que generamos, nuestros días como gestor de parque de atracciones están contados, ya que acabaremos en las más absoluta bancarrota.

Planet Coaster

Para asegurarnos de que nuestro parque es rentable, deberemos comprobar periódicamente los datos económicos que nos aportará la directora financiera, quién nos incitará a dar rienda suelta al capitalista que todos llevamos dentro para aumentar los precios tanto de las atracciones como de los establecimientos disponibles de manera que consigamos sacar el máximo beneficio, por poder, podemos hasta cobrar para que los visitantes usen nuestros baños, subir los precios de todas las atracciones, e incluso crear una cola con pase prioritario a un alto coste.

Sin embargo, deberemos tener cuidado con los precios que implantamos, ya que si el público general lo considera caro, esa atracción no recibirá suficientes clientes como para ser rentable, por lo que el ensayo y error será esencial hasta dar con la clave para encontrar una tarifa que nos permita ganar dinero a la vez que los clientes están contentos con el precio pagado.

Al igual que debemos cuidar de nuestros clientes, también deberemos hacerlo con nuestro personal. Tener un personal descansado y contento será vital para el correcto funcionamiento de nuestro parque, por lo que deberemos asegurarnos de que nuestros empleados no soportan cargas de trabajo excesivas, reciban un buen salario para no abandonen el parque y, sobre todo, construir suficientes edificios para el descanso de nuestros empleados y asegurar así su productividad.

Planet Coaster


Duración

Planet Coaster es un juego literalmente infinito, ya que aunque consigamos la máxima puntuación en cualquier escenario, podremos continuar jugando para seguir aumentando nuestro parque con nuevas atracciones, nuevas instalaciones y nuevos servicios hasta dónde nos permita el contador Oswald-Eugene, un contador que nos dirá cuánto más podemos construir sin afectar al rendimiento del juego, algo que se nota muchísimo más en las versiones de Xbox One.

No encontrarás otro mejor - ¡Comparte!    

Aún así, no os preocupéis demasiado por este contador, ya que si jugáis en la versión de Xbox Series X/S, deberéis construir mucho, pero mucho, para que os salte el aviso del contador Oswald-Eugene.


Conclusión

Si eres fan de los parques de atracciones y los juegos de gestión, no busques más, Planet Coaster es sin lugar a dudas el mejor juego de este género que podemos encontrar disponible actualmente. El equipo de Frontier Development ha hecho un gran trabajo a la hora de llevar los complicados menús a su versión para consolas, sin embargo, debo recomendar este título sobre todo para PC, ya que la versión de consolas llega “capada” con las versión básica del juego, y en su versión de Steam encontraremos una gran cantidad de DLC y mods diseñados por la comunidad que nos permitirán instalar en nuestro parque atracciones tan míticas como el Dragon Khan de Port Aventura o la Space Mountain de Disneyland París.

Este análisis ha sido realizado en una Xbox Series X.

Podréis encontrar Planet Coaster disponible en Xbox Game Pass o haceros con vuestra copia por 49,99€ a través de la Microsoft Store.

9.2
MUY BUENO

Lo Mejor

  • Gran cantidad de elementos que construir.
  • Posibilidad de crear un parque de atracciones a nuestro gusto.
  • Gran cantidad de herramientas para diseñar nuestro propio parque.

Lo Peor

  • Menús bastante complicados.
  • La construcción de caminos es muy incómoda.
8.5 Apartado Técnico
9.5 Jugabilidad
9.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
ABreaker1477

Spartan frustrado y fiel servidor de YorHa que, cuando no está trabajando, está escribiendo o retransmitiendo en Twitch.