Análisis de Need for Speed Unbound



Los amantes de la conducción seguimos recibiendo juegos y juegos que vienen dispuestos a cumplir nuestras expectativas. Yo soy más del equipo simulación y no del arcade, pero esta vez os traigo el análisis del nuevo Need for Speed Unbound. Un juego que nos llenará de adrenalina, velocidad, saltos y derrapes espectaculares, todo ello con una amplia colección de coches y tuneos que harán que cada uno sea totalmente diferente.

Criterion lo ha vuelto a hacer - ¡Comparte!    

Si tenéis ganas de saber más acerca de esta nueva entrega, no os perdáis el análisis porque vengo dispuesto a destripar absolutamente todo lo que nos ofrece el juego. Además, recuerda que gracias a Xbox Game Pass y EA Play puedes disfrutar de una prueba de 10 horas totalmente gratuita. Cinturón, manos al volante, subid esas revoluciones y… ¡Al lío!

Suscríbete al canal de GX en Youtube



Apartado Gráfico


En esta ocasión, Need for Speed Unbound nos trae una fusión de estilos, mezclando así el realismo con la temática cartoon. Este dibujado de anime se aplica solamente en los personajes y en algunos efectos en la conducción, la ciudad y los coches están diseñados completamente con un diseño realista que cumple las expectativas y nos ofrece una calidad gráfica realmente interesante. Además, podrás crear o copiar diseños para los vehículos que hacen que se vean todavía más increíbles. A mayores, las gotas de lluvia se reflejan muy bien en la carrocería, haciendo que se vea muy realista y con todo lujo de detalles. Hay que destacar que esta entrega es únicamente exclusiva de la generación de consolas actual; es decir, Xbox Series X|S.

Pero sí, no todo puede ser bueno en este apartado, como ya sabéis, los análisis, además de intentar ser lo más realistas posible, también tienen un pequeño apartado más “personal”. Y a mí, esa fusión de estilos no me acaba de convencer, no tanto por los efectos en la conducción, que he de admitir que quedan mucho mejor de lo que me esperaba y convierten el juego en algo visualmente bonito. Si no en los personajes, ver a los protagonistas en las cinemáticas con ese aspecto le resta mucha seriedad al juego. Personalmente me hubiese gustado ver el juego con un solo estilo estético.

En cuando al apartado sonoro, el juego cumple a las mil maravillas. Need for Speed Unbound viene completamente doblado al castellano, cuenta con una banda sonora con canciones actuales, el rugido de los motores es único y las gotas cayendo hacen que te sientas en la propia carretera. Además, podrás modificar por completo el sonido del tubo de escape para darle todavía más personalidad a tu vehículo.


Jugabilidad

En cuanto nos adentramos en el juego, lo primero que tendremos que hacer es escoger un modelo de personaje para después modificarlo a nuestro gusto. Cambia la cara, la ropa, las poses de victoria y la voz, haz lo posible para verte a ti mismo dentro del juego. Una vez estemos contentos con el resultado, tendremos que elegir entre tres coches para empezar nuestro modo historia, a partir de ahí, nuestro objetivo es conseguir dinero, mejorar nuestro vehículo y completar un total de cuatro semanas para conseguir ganar “El Grand”. El campeonato decisivo que nos otorgará la gloria y el respeto que merecemos. Eso sí, no dejes de retar a otros pilotos, puesto que en las carreras también podrás apostar contra ellos para llevarte un dinero extra si consigues ganarles.

Todo parece muy sencillo, pero durante toda tu trayectoria tendrás que lidiar con la policía y sí, cabe decir que no se andarán con tonterías. Depende de la zona en la que te encuentres y el nivel de alerta que tengas, puede llegar a ser muy complicado darle esquinazo y continuar con tu objetivo. Además, si te detienen y llevas dinero encima, te lo confiscarán absolutamente todo dejándote así a cero. Pero entonces… ¿Cómo puedo hacer que no me quiten el dinero si me detienen? Ahora os lo explico.

El juego cuenta con un ciclo de día/noche el cual entra en escena cada vez que entramos en el garaje. A mayores del cambio de hora, también guardaremos nuestro dinero y lo mantendremos a salvo, por lo que si después de estar en nuestro escondite nos detiene la policía, no se llevará nada de dinero. Eso sí, la alerta se mantiene del día a la noche, por lo que tendrás que tener cuidado y tener en cuenta el riesgo/beneficio que te puede ofrecer hacer X carreras o eventos. La alerta policial tiene un total de cinco niveles a cada cual más difícil, así que planifica bien tus acciones y tus rutas.

Una vez sabido esto, es el propio Need for Speed Unbound el que nos incita a arriesgarnos, ya que a medida que avancemos podremos desbloquear refugios adicionales en los que escondernos para así pasar de día. Esto se consigue ayudando a otros pilotos en momentos determinados de la historia, el fin es el mismo: Recogerlo en un callejón y llevarlo hasta su garaje sin que la policía nos detecte o nos detenga. Una vez cumplamos con esto, podemos ir hasta ese punto en vez de dirigirnos a nuestro garaje. Estos refugios están repartidos por todo el mapa y son un total de siete, por lo que una vez los vayamos desbloqueando, tendremos más fácil el arriesgar.

Una vez zanjado el tema policial y dinero, vamos a los coches, contamos con 143 vehículos y 19 extra que ya están personalizados, por supuesto, el juego nos ofrece un total de cinco cámaras de conducción diferentes para disfrutar de los coches, aunque ninguna es una cámara interior. Estos coches se desbloquean avanzando en el modo historia y cumpliendo desafíos. Eso sí, desbloquear no es lo mismo que tener en propiedad, una vez avances o consigas superar los desafíos, tendrás que dejarte el dinero en el coche. Eso no pasa con todos, puesto que podrás ganar vehículos en carreras, eso sí, por un módico precio de entrada. Todos sabemos que en las carreras callejeras siempre hay que pagar, si no… Te quedas sin premios. Pero una cosa… Estamos en Need for Speed, ¿dónde está el tema de los tuneos?

Aquí lo tenéis, esto es algo que no puede faltar en ninguna entrega de esta franquicia. Si algo caracteriza estos juegos es la libertad de tuneo, tanto exterior como interior. En este caso no es diferente, tenemos piezas para cambiar la carrocería de nuestro coche y por supuesto, piezas para mejorar el rendimiento. Desde el motor entero hasta piezas concretas como pueden ser las ruedas, el nitro, los frenos y un largo etcétera. Todo esto te servirá para subir la clase de tu coche, empezarás en una clase B y tu objetivo es subirlo a clase S+ o en todo caso, tener un coche competitivo en cada categoría. Esto último es lo más recomendable, ya que así podrás acceder a todos los eventos posibles. Estas clases son B, A, A+, S y S+.

Como os he comentado en un principio, la mecánica del juego es conseguir dinero durante los días de la semana y el domingo, competir en una fase eliminatoria. Esto habrá que hacerlo un total de cuatro semanas, que es cuando llegaremos a la gran final. La mecánica de estas eliminatorias es la siguiente: Constan de tres carreras, en la primera tendrás que conseguir un top 6, en la segunda un top 3 y en la última tu objetivo es hacerte con la victoria. Esto es lo importante, el modo historia, ahora hablemos un poco del mapa del juego.

Need for Speed Unbound nos da unas carreteras que siempre nos ofrecerán algo que hacer, estos mini desafíos constan de tres niveles cada uno y estamos hablando de radares de velocidad, zonas de velocidad, saltos y derrapes. Cada uno está desperdigado por la ciudad, así que no será complicado que a cada paso que des te encuentres con alguno de estos. A mayores, también tenemos coleccionables: Tendremos que encontrar grafitis, romper carteles o destrozar osos hinchables.

Todo esto nos dará recompensas para personalizar nuestro coche, por supuesto todas cosméticas, nada de mejorar nuestro rendimiento. Algo que hace que no sea realmente necesario cumplir los desafíos para mejorar tu coche, algo que mucha gente agradecerá.

Y hablando de gente… ¿Queréis un modo online? Pues lo tenéis, esta entrega de Need for Speed Unbound nos trae el mismo mapa que el modo de un jugador y lo traslada a la perfección al modo multi. Podrás hacer los mismos desafíos que te quedaron pendientes con el aliciente de poder juntarte con amigos para pasear por la ciudad o para dejar las calles marcadas con vuestros neumáticos. En este modo crearás a tu personaje y podrás elegir entre otros tres coches completamente aparte del modo individual, empezarás con 150.000$ para poder dejar todo a tu gusto. No hay excusas para no tener un buen coche preparado.

nfs charger

En esta ocasión las carreras no te costarán dinero, así que todo son ganancias, eso sí, el nivel crece notablemente en comparación a la IA. Más vale que pongas a punto tus tuneos, hagas el coche bonito y salgas a la pista a darlo todo. Porque como te contengas, el resto de jugadores no tendrá piedad. Por supuesto también podéis utilizar los coches que hayáis conseguido o comprado en el modo individual, así que no os preocupéis que no tenéis que empezar de cero. Sin duda un acierto por parte de Criterion. Este modo online le da un soplo de aire fresco que personalmente, creo que el juego necesitaba, ya que su modo de un jugador puede llegar a saturar después de un tiempo.

Un modo online que te permitirá sembrar el caos con tus amigos - ¡Comparte!    

Dejando un poco de lado el tema carreras, me gustaría destacar que el juego online funciona muy bien, fluido y sin ningún tipo de corte o salto de conexión, al menos en todas las carreras que yo he podido disfrutar. En esta ocasión, el lobby en el cual me encontraba contaba con 16 pilotos y no se notaba saturado en ningún momento. Ni el modo libre ni durante las carreras. Así que dadle una oportunidad, llamad a vuestros amigos y demostrad que podéis ser los dueños de la calle.


Duración

Estamos ante un juego que se puede alargar bastante, completar el modo historia te puede llevar unas 15 horas o más, dependiendo siempre de los coleccionables que quieras encontrar por el camino y de lo mucho que te guste perderte conduciendo por la ciudad con el nitro a tope. Sin duda es un juego que si te gusta, te mantendrá pegado a la pantalla un buen rato, así que si eres amante de la conducción estilo arcade, te gusta la velocidad, los saltos y los choques, sí, disfrutarás durante horas.


Conclusión

Need for Speed Unbound llega a nuestras consolas para traernos la adrenalina de las carreras callejeras. La importancia del dinero para mejorar nuestro vehículo y en definitiva, poder avanzar, hace que estemos en constante tensión cada vez que nos enfrentamos a una persecución policial y tenemos los bolsillos llenos. La IA te plantará cara siempre, por lo que no será fácil ganar si no mejoras el coche como debes, así que presta atención y no vayas de listo, porque puede que te lleves una sorpresa en más de una carrera.

Need for Speed paisaje

Personalmente creo que el juego podría estar mejor aprovechado, se puede llegar a hacer un poco repetitivo debido al sistema de semanas que tiene. Si bien es cierto que cada día es único debido a tus decisiones y a algunos eventos especiales que irán saliendo como conseguir más dinero en alguna carrera o pelear por un coche, el fin es el mismo. Corre, consigue dinero y vete al garaje para asegurarlo. La historia está bien montada, pero como os comenté, ese dibujo estilo cartoon en los protagonistas hace que pierda seriedad, cosa que le hubiese venido muy bien.

Hazte con Need for Speed Unbound directamente desde el enlace que te dejo a continuación.

Need for Speed™ Unbound
Need for Speed™ Unbound
Publicado por: Electronic Arts
Precio: 39,99 €

*Agradecemos a Electronic Arts que nos haya proporcionado el material necesario para realizar este análisis.

85/100
Nota final
  • Apartado Gráfico
    80/100
  • Jugabilidad
    85/100
  • Duración
    75/100

Lo mejor

  • Jugabilidad divertida e interesante
  • La policía te pondrá las cosas muy difíciles
  • Desbloqueo de refugios, coleccionables y desafíos

Lo peor

  • El estilo cartoon no le sienta tan bien como parece
  • Se puede llegar a hacer algo repetitivo
Facebook Twitter E-mail
Luis Falcón

Apasionado de los videojuegos desde que tengo uso de razón, cualquiera diría que nací con un mando bajo el brazo. No le hago ascos a nada, desde shooters hasta conducción, pasando por RPGs o plataformas.

1 Comment
Anteriores
Nuevos Más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios