Análisis de House Flipper



No hace tanto tiempo que pasaba mis noches acostado sobre un sillón reclinable, viendo la televisión, cambiando de canal, y con un zumo de melocotón en la mano. Dicen que las personas inconformistas sienten que nada les satisface, que la sensación de vacío inunda sus vidas. Pero ocurrió algo que cambió por completo mi vida: “La casa de mis sueños” y “Vender para comprar”, unos programas regentados por los hermanos Scott que ayudaban a parejas en la transformación de la casa de sus sueños.


  Síguenos en Google News

Pero lo realmente importante es que ahí encontré mi alma, mi vocación. Sabía que no iba a ser un camino fácil, todo lo contrario, pero que fuera difícil no significaba que fuera imposible. Tenía mis amistades y mis contactos, y gracias a estos fue que conocí a la gente de Empyrean Games, un estudio con sede en Cracovia cuyo afán era el de comprar casas, repararlas, reformarlas y luego venderlas al mejor postor. Todos ellos tenían un sueño: hacer feliz a las familias de todo el mundo en busca de un nuevo y mejor hogar. Así fue como me enrolé en las filas de House Flipper con aire sonriente.


Apartado técnico

Mis inicios en House Flipper fueron tediosos y sucios, sobre todo sucios. Generaron en mi persona una gran cantidad de molestias. Pero una vez acabada cada reforma, la satisfacción pasa a ocupar su merecido lugar. Hasta fue capaz de generarme ilusión para trabajos sucesivos. Ante todo, es importante no venirse abajo, dado que las apariencias engañan en más de una ocasión, las cosas no siempre son lo que parecen. Es vital tomar la iniciativa ante una fea estampa que, aunque difícil de erradicar, puede resultar bello.

Muchos de mis clientes no reparaban en esfuerzos para que cada rincón de sus casas estuviera atestado de basura y suciedad. Casi pareciera que el mal olor llegase hasta mis fosas nasales y atentase contra mi integridad. Era lo más parecido a la realidad. Por suerte, la atención por el detalle es como la continuidad de un legado, de modo que hice todo lo posible para que la belleza del hogar fuera una constante. La limpieza es fundamental para cumplir esto último, lo que unido al resto de exigencias para con mis consumidores, convirtieron mis trabajos en el resultado final de la ejecución de aquellas reformas que tanto veía cuando era más joven en las series de televisión. Un sueño que he podido hacer realidad gracias a House Flipper.


Jugabilidad

La ilusión es un sentimiento que se pierde y se desvanece como lágrimas en la lluvia. La ilusión perdida fue aquello que experimenté durante mis primeros compases cuando pensaba que nada más ponerme manos a la obra comenzaría a colocar suelos de madera, colocar armarios o demoler las paredes de la casa para aliviar mi estrés y sentirme mejor. Sin embargo, mi ilusión se tornó en decepción cuando los primeros encargos que recibía consistían en recoger la basura de la casa, limpiar los ventanales, usar fregonas para eliminar la suciedad incrustada imposible de quitar. No quise atreverme a dudar de la integridad de mis clientes, pero no lograba concebir como podían vivir en condiciones abocadas a toda clase de enfermedades.

Dependía de mi hacer que las cosas pareciesen limpias cantando al compás de “solo me quedan cuatro ventanas por limpiar…” de modo que así lo hice. Entre otras tareas, quizá más halagüeñas, me encargaba de instalar radiadores, lavabos e inodoros. A pesar de no tener la experiencia necesaria para estos quehaceres, recibí explicaciones con contenidos bien transmitidos, planificados y adaptados a mi nivel y estilo de aprendizaje que posibilitaron las instalaciones pertinentes.

Para más inri, a medida que realizaba todas estas acciones, mis habilidades crecían para alegria de House Flipper. Mis percepciones aumentaban, y mi propia forma de hacer las cosas se expandía como por arte de magia. Poco a poco fui descubriendo mecanismos capaces de optimizar el tiempo de trabajo. Al final, era capaz de ejecutar muchas tareas en poco tiempo de manera rentable, aunque alcanzar ese nivel no fue fácil. El primer paso para lograrlo consistía en la constancia, así como el análisis de las distintas tareas que se tienen que llevar a cabo para la consecución de dichos objetivos.

Por supuesto, las exigencias de la clientela crecían de un modo continuo y progresivo, pero esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión. Tanto que quizá ahora sí me anime a realizar un show de televisión.


Duración

Por muchos es sabido que afrontar una reforma integral no solo conlleva un presupuesto bastante elevado, sino también mucho tiempo y paciencia para ver el proyecto final terminado. Y la sensación de estar en obras puede alargarse hasta límites insospechados.  Empero, hay otros clientes que prefieren apostar por una reforma dividida por fases, ya que tienes más tiempo para ajustar y perfilar el proyecto que se tiene entre manos. Algunos quieren instalar radiadores eléctricos en todas las habitaciones porque constituyen el mejor sistema de calefacción para luego pintar las paredes de color rosa pastel.

Al final de la jornada, recibimos ofertas que cubren los distintos tipos de necesidades. En la práctica, todo esto se traduce en un aumento exponencial del tiempo para el cumplimiento de las distintas necesidades. No hay un límite establecido. ¿Puede o no puede algo ser infinito? Todo está permitido en House Flipper. De hecho, no veo un desenlace en algo que ya se ha convertido en mi familia.


Conclusión

Al principio, los ecos de múltiples voces familiares y allegadas albergaban muchas dudas en esta empresa, sobre todo si nos amparamos en la competencia tan feroz hacia los hermanos Scott. Ahora, después de todo el trabajo que he llevado a cabo y tras algunos fracasos iniciales, soy capaz de ofrecer un precio de salida atractivo en todo lo que hago, consiguiendo ofertas a mansalva al cabo de unos pocos días. Mis clientes no han tardado en expresar su agradecimiento; es más, muchos de ellos ya están deseosos por comenzar una nueva vida en sus nuevas casas.

En general, mi experiencia, salvo que cambie de parecer a posteriori, ha sido muy positiva, tanto que quiero seguir trabajando para House Flipper, aunque aún me queda mucho por aprender. ¡Manos a la obra, todo el mundo!

Agradecemos a Frozen District el material ofrecido para poder realizar este análisis.

7.7
BUENO

Lo Mejor

  • Hacer felices a las familias que buscan un nuevo hogar.
  • Demoler paredes para aliviar el estrés y sentirse uno mejor.
  • No hay un límite establecido en las ofertas recibidas.

Lo Peor

  • Preocupación por la higiene de ciertos clientes.
  • Los inicios invitan al abandono.
7 Apartado Técnico
7.5 Jugabilidad
8.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
Alejandro Serrador

Jugador empedernido que descendió a los infiernos en pos de enfrentarse a sus demonios internos. Una experiencia que, a su vez, me llevó a redactar todo tipo de escritos.

Deja una respuesta