Análisis de Final Fantasy VII


Han pasado ya más desde 21 años desde que Squaresoft, ahora Square Enix, lanzara Final Fantasy VII en la primera PlayStation. En aquella época el salto evolutivo que presentaba la saga hizo que más de uno se tirase de los pelos ante el asombro, las tres dimensiones era algo que nos impresionaba por primera vez y jugar a un Final Fantasy con esos «graficazos» suponía toda una revolución.

El cerebro de lo que hoy se ha convertido en todo un icono de los videojuegos no fue otro que el mago Hironobu Sakaguchi. El creativo japonés se sacó de la manga una obra que marcaría un antes y un después no solo en el género si no también en la historia de los videojuegos en general. 

Encarnando a Cloud Strife y sus amigos, tendremos la misión de salvar al planeta de Sephiroth, un enemigo que desciende de los Cetra, una raza que estaba destinada a encontrar la ‘Tierra Prometida’ y reinar con paz y armonía en el planeta. Sin embargo nada de eso pasa por la cabeza del considerado por muchos como uno de los villanos más emblemáticos de toda la historia de los videojuegos. De hecho, su nombre significa Árbol de la Vida, y sus intenciones de ‘reiniciar’ el planeta van un poco en contra de su naturaleza.

La historia de Final Fantasy VII reúne todos los ingredientes y elementos para ser memorable. Amistad, confianza, algún que otro cliffhanger y un trasfondo que va más allá del nudo narrativo original. La sal de esta receta la ponen nuestros acompañantes, todos muy bien definidos y con una historia personal y paralela que conecta con el hilo conductor a la perfección. Esto no es nuevo, Sakaguchi es especialista en ello y lo ha demostrado en otros juegos como Lost Odyssey o Final Fantasy X, pero esta séptima entrega es un trabajo insuperable.

En Generación Xbox, cuando analizamos un remaster, nos ceñimos estrictamente lo que ofrece la remasterización, y eso es algo que marcan nuestras políticas de publicación de reviews. Sin embargo este juego es un simple port, así que valoraremos el juego como tal, al igual que hicimos con Final Fantasy IX. Esta es la primera vez que los juegos de la franquicia originales desembarcan en Xbox, por lo que el hito es mayor aún, y supone un punto de inflexión para la IP en las consolas de Microsoft.


Apartado técnico

El port de Final Fantasy VII no está muy trabajado, de hecho es una versión de la adaptación para Steam de hace ya más de un lustro. No esperes grandes florituras, ni siquiera una adaptación 16:9 pues contempla el original ratio de aspecto que es de 4:3 al que se le añaden dos bandas negras laterales. Como decía, no es ninguna adaptación ni lavado de cara, es el juego original tal cual. Hereda las bondades y sobre todo los «defectos» de la versión para PlayStation Original. 

Si, también está el «Allévoy» en Final Fantasy VII para Xbox. - ¡Comparte!    

Así que sabiendo esto, estamos ante un juego en tres dimensiones y realizado mediante polígonos. Fue de los primeros juegos en hacer uso de esta tecnología por lo que en la actualidad habrá quien lo vea como un defecto. Sin embargo en lo personal y sacando al jugador clásico y añejo que llevo dentro, considero que no desentona nada. Al casi no hacer uso de texturizado en los modelados, al estirarse en una televisión 4K no se siente tan viejo, eso si, las texturas de los entornos si que pixelan. 

Si hubo algo que hizo destacar al juego fue su banda sonora original. Con el maestro de ceremonias Nobuo Uematu al frente, nada puede salir mal. Y la música que acompaña al juego es prácticamente perfecta. Los sonidos digitales mezclados con melodías midi siguen siendo geniales. Cada nota baila al son del jugador, sientes que el tiempo no pasa cuando estás frente a una batalla contra un boss. Lo mismo se puede aseverar de los efectos de sonido. Más de 21 años a sus espaldas y al jugarlo todo se para, estás con Cloud y sus amigos, los sonidos de los menús, aceptar, cancelar objetos… El sonido sigue muy en forma.

Análisis de Final Fantasy VII


Jugabilidad

A estas alturas deberías saberlo ya, pero por si acaso, Final Fantasy VII es un RPG japonés por turnos con cierta libertad de exploración. Tendremos una barra de tiempo para elegir el comando a ejecutar cuando estemos en combate, y cuando nos toque nuestro turno será el momento de elegir la acción que necesitamos. Al mismo tiempo, los enemigos también tienen su propio medidor de tiempo, que nosotros no veremos obviamente. 

En nuestro equipo habrá 3 personajes simultáneos, los cuales podremos combinar a nuestro antojo durante la aventura entre 8: Cloud Strife, Barret Wallace, Tifa Lockhart, Caith Sith, Red XIII, Aeris Gainsborough, Yuffie Kisaragi y Vincent Valentine. Aunque eventualmente también podremos jugar con Sephiroth. Con respecto a las acciones en combate de Final Fantasy VII, estas se dividen en:

  • Ataque: Es un ataque estándar de cada personaje.
  • Magia: Podemos lanzar hechizos de ataque, estado o curación.
  • Invocación: Podemos invocar a criaturas que luchen con nosotros.
  • Especial: Algunas materias añaden opciones adicionales. Como habilidades enemigas.
  • Elemento: Podemos usar algún objeto de ataque o curación.
  • Defensa: Para poder recibir menor daño o ninguna en el siguiente turno.
  • Limite: Se trata de ataques especiales que podremos ejecutar cuando se rellene una barra especial. Esta barra se rellena al ir recibiendo daño, cuanto mayor sea, más puede correr.
Análisis de Final Fantasy VII

Pantalla de personalización de Final Fantasy VII.

Sistema de Materias

El sistema de materias es la manera que tiene el juego de hacer que podamos definir a nuestros personajes. A diferencia de otros Final Fantasy, esta entrega te permite modelar a cada uno de los miembros a tu antojo gracias a las materias. El planteamiento es muy sencillo pero a la vez brillante. Subes de nivel conforme ganas batallas, pero esta experiencia solo aumenta tu vitalidad, capacidad mágica y poder de ataque estándar.

Sin embargo no ofrece ningún tipo de árbol de habilidades, y no hay roles predefinidos para cada uno de nuestros compañeros, si que estarán marcados pero podemos jugar con las materias para alterarlos. Para ello debes encontrar materias por todo el mapamundi, las puedes comprar, adquirir en misiones o encontrar en lugares escondidos. Una vez las tengas en tu poder, solo tienes que equiparlas en las ranuras disponibles de tu equipo y listo. 

Tipos de materias

En total, hay 6 tipos de materias diferentes que debes aprender a diferenciar para sacarles el máximo partido. Los tipos disponibles son:

  • Comando: Proporcionan comandos adicionales, como robar.
  • Apoyo: Realizan funciones adicionales, como hacer que un ataque afecte a todos los enemigos.
  • Invocación: Invocan bestias legendarias en combate.
  • Magia: Hacen uso de la magia en combate (Cura, rayo, hielo…).
  • Independiente: Ofrecen ventajas o habilidades especiales. Como por ejemplo cubrir a los aliados o aumentar lo PM.

Imagina ahora que tienes a un «tanque» como Barret, y quieres que además pueda curar y causar más daño con magia. Puedes hacerlo. Además cualquiera puede invocar, incluso hay una opción para clonar materias. Cada materia sube de nivel al llevarla equipada pues tras cada combate ganarás AP.

Análisis de Final Fantasy VII

Novedades en Final Fantasy VII para Xbox

Esta versión apenas si trae novedades, aunque hay alguna que si que merece la pena pues agiliza mucho el juego si ya te lo has pasado y no quieres seguir los tempos marcados por el título original. Esto es lo que puedes encontrar:

  • Avance X3: Esta opción se activa pulsando la seta izquierda del mando hacia dentro. Te permite acelerar el juego X3.
  • Combate mejorado: Se activa pulsando la seta derecha del mando hacia dentro. Con esto activo el juego te cura solo cuando llevas un porcentaje bajo de vida. Hace lo mismo con los PM. Y siempre tienes activo el límite de manera indefinida, es decir, cambiar el ataque normal por limites constantes.
  • Evadir combates: Se activa pulsando ambas setas del mando hacia dentro. Básicamente no combates pues no saltan los enemigos aleatorios. Solo lo jefes finales.
Final Fantasy VII tiene un concepto jugable que hace sonrojarse aún a día de hoy a los Titanes actuales del género. - ¡Comparte!    

Personalmente no le encuentro mucho sentido a las dos últimas funciones. La gracia del juego está en el sistema de combate. Pero el combate mejorado es directamente un ‘cheat’ que estropea mucho la experiencia del juego, ya que casi eres inmortal.


Duración

Hablamos de un juego histórico, cargado de secretos y cosas por descubrir. Es un juego que me he pasado literalmente siete veces. La duración media si ya sabes el camino y evitas todos los secretos que tiene, se te puede ir a las 50 o 60 horas tranquilamente. Una duración que se reducirá drásticamente si utilizas el nuevo añadido de X3, para que entendáis lo seductora que resulta esta opción, he llegado a Junon en menos de 8 horas, sin ella posiblemente tardase casi el doble.

Además el juego ahora cuenta con logros y es muy divertido ir a recogerlos, ya solo por el gustazo de tener en tu historial lo que has vivido con este trozo de historia del videojuego. De hecho, un servidor planea una segunda partida para coger algunos de ellos. 

Necesitarás muchas horas para exprimir Final Fantasy VII al máximo. Los secretos que esconde el juego merecen la pena. - ¡Comparte!    

Pero la gracia final está en los secretos y en los combates legendarios. Si decides enfrentarte al Arma Esmeralda, el enemigo más poderoso del juego, debes saber que se te puede ir fácilmente una hora de combate, más las que necesitas detrás para tener el nivel necesario, que sería el 99 y todas las materias e invocaciones secretas al máximo.


Conclusión

Si has leído el texto, verás que sobran argumentos como para conmemorar Final Fantasy VII como una obra maestra del videojuego. Uno de esos títulos que jamás olvidarás. Mimado al detalle, un concepto jugable que hace sonrojarse aún a día de hoy a los Titanes actuales del género. La ‘Obra Magna’ de Hironobu Sakaguchi por fin se puede jugar en Xbox, con logros y todas las ventajas de la máquina de Microsoft, y tras las primeras horas a los mandos la sensación que te queda es la de estar de nuevo en una televisión de tubo mientras sueñas con ser el héroe que detiene a Sephiroth.

Literalmente he llorado al volver al mundo de Final Fantasy VII. Una sobredosis de nostalgia y emociones mientras jugaba a uno de los mejores juegos de la historia. - ¡Comparte!    

El juego que ahora llega a nuestras consolas no ha envejecido mal, el hecho de casi no tener texturizado en los modelados hace que al estirarlos no se vean tan mal. Sin embargo, hubiera agradecido al menos la opción de jugar a 16:9 con anti-aliasing.

Análisis de Final Fantasy VII

Así que no puedo si no recomendarte encarecidamente que lo juegues, te sientas parte de la historia o vuelvas a revivirla. Nada será igual para ti si te gusta el RPG oriental.

Análisis de Final Fantasy VII
Análisis de Final Fantasy VII

Final Fantasy VII, la 'Obra Magna' de Hironobu Sakaguchi por fin se puede jugar en Xbox. Este es nuestro análisis.

Puntuación del editor:
5
10
OBRA MAESTRA

Lo Mejor

  • Brillante de principio a fin.
  • El sistema de materias.
  • Personajes y guión bien definidos.
  • Jugabilidad adictiva.

Lo Peor

  • Se hubiera agradecido al menos resolución 16:9.
9.9 Apartado Técnico
10 Jugabilidad
10 Duración
Facebook Twitter E-mail
Jose Angel

Administrando esta casa desde el 2014. Me encanta jugar a todo lo que de logros y soy un apasionado fan de los productos de Microsoft.