Análisis de Element Space


La importancia de Mass Effect durante la pasada generación de consolas está fuera de toda duda. Tanto es así que el sabor de boca agridulce que dejó su última entrega, Mass Effect: Andromeda, no ha parecido afectar al interés de la comunidad por seguir dando vida a este universo. Un universo que aún tiene muchas historias por contar y otros tantos sueños también por descubrir. El universo creado por la gente de BioWare es uno de los pináculos de la ciencia ficción contemporánea y su ausencia ha generado un vacío emocional que ninguna otra desarrolladora ha sido capaz de llenar.

Por suerte, muchas de las empresas desarrolladoras más pequeñas sueñan en grande para obtener grandes resultados. Y si no que se lo digan a Sixth Vowel, un estudio con sede en Buenos Aires (Argentina) para con el desarrollo de Element Space, una ópera espacial que toma el legado de Mass Effect y otros más olvidados como Advent Rising con el fin de ofrecernos una ambientación espacial diferente e intrigante. Si bien, también busca atraer a todos aquellos jugadores que tanto disfrutan con unos combates por turnos que parecen haber sido sacados de la saga XCOM.

Sea como fuere, el encanto de este Element Space no reside tanto en sus mecánicas y referentes, sino en sus propios orígenes, ya que el guion del mismo fue concebido originalmente para llevarse a la gran pantalla. Empero, la densidad del mismo imposibilitó cualquier intento y al final se optó por llevarlo al videojuego que nos ocupa. De hecho, hay planes de realizar un trilogía, pero falta ver si este primer intento ofrece la rentabilidad necesaria para expandir las miras del mismo.


Apartado técnico

Está claro que un grupo principalmente compuesto por 15-20 personas no va a obrar milagros, especialmente si los recursos de los que gozan son harto limitados. Y así ha sido en el caso de Element Space, una obra modesta que dedica más esfuerzos en reflejar las diferentes colonias humanas repartidas por la galaxia gracias a una acertada dirección artística que en apostar por números y polígonos en pantalla. De hecho, técnicamente hablando, cumple sin demasiados alardes, ya que los tiempos de cargas se alargan a través del tiempo y las animaciones de los personajes están desprovistas de todo signo de vida.

Ni siquiera el doblaje anglosajón y la banda sonora que lo acompaña consigue disimular esta falta de vida para con unos personajes que, para más inri, sí que están provistos de un buen desarrollo argumental. Este es, probablemente, el mayor talón de Aquiles del juego.


Jugabilidad

Considerado como uno de los juegos de estrategia por turnos más influyentes de todos los tiempos, XCOM resurgió de sus cenizas hace unos siete años con dos iteraciones que volvieron a las raíces de la saga. Anunciado originalmente como un juego de acción en primera persona, el nuevo título de Firaxis Games tomó al final un rumbo muy diferente para así presentarnos el enésimo conflicto entre la humanidad y una amenazante invasión alienígena. Y aunque Element Space reniega de especies alienígenas en pos de enfatizar la cara más oscura del ser humano, solo diferentes culturas y facciones del mismo, está claro que las referencias para con la serie antes nombrada se hacen aquí mucho más manifiestas.

Unas referencias amparadas en las consecuencias de nuestros actos y las muertes permanentes, y cuyo protagonismo recae en el uso táctico de escuadrones del grupo de combate. Inca Games, a través de su equipo de desarrollo interno Sixth Vowel, nos ofrecen con este Element Space unos combates que, a pesar de abrazar los turnos, cuentan con un ritmo frenético y visceral. Un ritmo propiciado por unos enemigos con una IA polivalente, ya que estos se adaptan a nuestras acciones y aprovechan cada rincón de los escenarios para flanquearnos. Ni siquiera las coberturas que pueblan los mismos pueden salvarnos de su capacidad motora e instinto para nuestro exterminio, especialmente si tenemos en cuenta que muchos de estos elementos son destructibles.

Afortunadamente, contamos con un amplio arsenal que no solo está compuesto por armas de fuego que parecen haber sido sacadas de una cinta de ciencia ficción. Tal es la diversidad de Element Space y todo el proceso de construcción de su universo imaginario (creación de mundos) que existen personajes con la capacidad de especializarse en los combates cuerpo a cuerpo. Tal es así que pueden resultar sumamente letales si conseguimos poner contra las cuerdas a nuestros enemigos.

Element Space también utiliza algo que podríamos definir de la siguiente manera: ideologías como sistemas de valores, ya que el juego hace muchos esfuerzos por llevar un registro de todas las decisiones que vamos tomando a lo largo de la aventura. No obstante, a diferencia de otros muchos sistemas que se amparan en que las cosas son blancas o negras, aquí se insiste en que no hay rutas buenas o malas, sólo decisiones filosóficas y políticas que abrazan el Humanismo o la Independencia. De hecho, el sistema también determina las relaciones de la parte protagónica para con el resto de sus compañeros. Después de todo, Element Space nos insta a aprender a sobrevivir contra el tiempo, contra el espacio, y contra nuestros propios impulsos mezquinos para obtener beneficios en lugar de sostenibilidad.


Duración

Si queremos poner fin a la amenaza que está sembrando el caos por la galaxia, tendremos que invertir entre 12 y 15 horas aproximadamente de partida. Una duración que puede aumentar hasta límites insospechados si prestamos atención a los distintos finales disponibles; desenlaces que dependen del camino y las decisiones tomadas a lo largo de la aventura. Es más, si queremos conocer a nuestros compañeros, así como entablar distintas relaciones con ellos que desemboquen a posteriori en historias inéditas, tendremos que realizar diferentes partidas, ya que cada personaje tiene su propio arco argumental. Eso también incluye a la parte protagónica de esta aventura.

La altísima dificultad de Element Space también contribuye a que la duración total pueda variar. Porque incluso en un nivel bajo de dificultad, los enemigos son propensos al uso de estrategias que merman nuestros recursos en el fragor de batalla y que, a su vez, alargan de forma descarada dichos encuentros.


Conclusión

Element Space es una oda al renegado que tira por la borda la mayoría de enfoques vistos en la ciencia ficción para así abrazar una humanidad en crisis. Su falta de valores, la falta de humanidad por un exceso de egoísmo y no saber cual es su lugar en el universo son solo algunos de los elementos que podemos encontrar en esta ópera espacial. Una ópera que aboga por la necesidad de sobrevivir y la importancia de trabajar juntos como especie para evitar nuestra extinción. Al fin y al cabo, el destino no está escrito en el firmamento, sino que se nutre de nuestra toma de decisiones para nuestro crecimiento personal.

Agradecemos a Blowfish Studios el material ofrecido para poder realizar este análisis.

7.8
MUY BUENO

Lo Mejor

  • Todo el proceso de construcción de su universo imaginario. Su potencial es ilimitado.
  • Un ritmo frenético y visceral para unos acertados combates por turnos.
  • Un sistema de decisiones que no distingue entre blancos y negros.

Lo Peor

  • Tiempos de carga excesivos y unas animaciones desprovistas de vida.
  • Su altísima dificultad puede echar para atrás a más de uno.
6 Apartado Técnico
8.5 Jugabilidad
9 Duración
Facebook Twitter E-mail
Alejandro Serrador

Jugador empedernido que descendió a los infiernos en pos de enfrentarse a sus demonios internos. Una experiencia que, a su vez, me llevó a redactar todo tipo de escritos.

Deja una respuesta