Análisis de Asterix & Obelix XXL3: The Crystal Menhir


Estamos en el año 50 antes de Jesucristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos… ¿Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles galos resiste, todavía y como siempre, al invasor. Y la vida no es fácil para las guarniciones de legionarios romanos en los reducidos campamentos de Babaorum, Aquarium, Laudanum y Petibonum…

Así es como empiezan todas las aventuras de Astérix y Obélix, los entrañables personajes que debutaron en 1959 entre las páginas de la revista francesa Pilote, de la tinta y guión de René Goscinny y Albert Uderzo. Su paso por los videojuegos ha sido notorio, sin embargo, desde hace más de una década (con permiso de la remasterización de Asterix & Obelix XXL 2 en 2018) no veíamos a los galos formando parte de ningún nuevo proyecto.

Ahora ha llegado el momento de que Microïds, en colaboración con el desarrollador independiente OSome Studio, nos traiga su aventura de Asterix y Obelix, una totalmente nueva y diferente a lo que nos tiene acostumbrada la serie XXL.

En Asterix & Obelix XXL3: The Crystal Menhir nos encontraremos con una divertida historia, cuya actividad principal se centra en el deporte nacional de la Galia: apalizar romanos. Como no podía ser de otra manera, el humor, el sarcasmo, y la sátira girarán en torno a la narrativa.

La paz reina en la pequeña aldea de Armórica hasta que un apacible día, Panorámix el druida recibe un extraño correo. Se trata de una carta de Frida Birujir, la gran sacerdotisa de la isla norteña de Tule. Esta le anuncia que una gran amenaza se cierne sobre su pueblo y pide al druida que saque de su escondite un misterioso «Menhir de Cristal» que guarda un gran poder en su interior…


Apartado Técnico

Desde el primer momento, Asterix & Obelix XXL3: The Crystal Menhir muestra que la adaptación a partir del cómic es muy acertada. Visualmente es bonito, alegre, colorido y nítido. En el conglomerado gráfico destacan especialmente los modelados de los personajes, con unas animaciones divertidas, desenfadadas y creíbles, fieles al carisma habitual de los héroes galos.

Análisis de Asterix & Obelix XXL3: The Crystal Menhir

Sin embargo, los escenarios no rayan al mismo nivel, pues simplemente se sostienen. Son bastante simples, poco accesibles en muchas ocasiones, algo repetitivos y faltos de vida. Cumplen con lo justo para que el jugador haga lo que tenga que hacer en cada situación y poco más, porque se trata de un juego sencillo y directo.

En cuanto al sonido, los efectos divierten y acompañan perfectamente a la acción, mientras que la música hace su función ambiental, animada y rebosante de alegría. Si habéis visto las películas animadas de Astérix y Obélix, podéis haceros una idea de cómo es.

El título viene presentado con textos en castellano y ciertamente, es una localización muy bien realizada en nuestro idioma. Se percibe en los primeros compases del juego, con los nombres de los personajes y los lugares. Lamentable e incomprensiblemente, esta recreación no ha sido apoyada por un doblaje que sí tenían las entregas anteriores de la serie, pues solo se incluyen voces en francés, inglés, alemán, italiano y… ruso.

Análisis de Asterix & Obelix XXL3: The Crystal Menhir


Jugabilidad

Asterix & Obelix XXL 3 es, debido a la naturaleza de sus protagonistas, un juego muy desenfadado que sigue la estela de la serie, aunque librándose de complejidades. En esta ocasión, los escenarios se presentan en perspectiva cenital con una historia que se desarrolla en varias ciudades por las que avanzaremos de forma muy lineal.

En ocasiones deberemos hacer frente a sencillos pero divertidos acertijos, para los que alternaremos entre los héroes de la viñeta: Astérix es rápido y menudo, puede pasar por los sitios más pequeños y arrasar romanos a su paso, gracias al uso de la poción mágica; Obélix por su parte, es más lento pero pega ***ias como panes y es portador del menhir de poder. Además, contará con su inseparable perrito Ideafix que no dudará en mordisquear piernas romanas para ayudar a barrer de los escenarios a los esbirros del César.

Análisis de Asterix & Obelix XXL3: The Crystal Menhir

En Asterix & Obelix XXL 3, la acción se centra en un combate muy sencillo de ejecutar basado en hacer combinaciones con las habilidades especiales de los héroes. Gracias a ellas, y a los poderes del Menhir de Cristal, podremos arrasar campamentos romanos. Aunque esta sea una actividad necesaria para avanzar en la historia, lo cierto es que tal vez se repita demasiado a lo largo de la aventura, dando como resultado unos escenarios demasiado parecidos entre sí, no tanto en cuanto a la ambientación, sino a las cosas que debemos hacer para atravesarlos.

Eliminando romanos recolectaremos sus cascos, que nos servirán para adquirir y mejorar las habilidades de nuestros irreductibles galos, así como sus barras de vida y poder. Todo buen mamporro sumará a la hora de recibir dichos cascos, pues a lo largo de la historia también encontraremos misiones secundarias muy sencillas, como por ejemplo pequeñas hordas que también nos ayudarán a sumar más. 

Análisis de Asterix & Obelix XXL3: The Crystal Menhir


Duración

Asterix & Obelix XXL 3 es un juego asequible para todos los públicos gracias a sus tres niveles de dificultad. En el nivel medio, si estamos atentos y nos dedicamos a hacer algo más que aporrear botones a lo loco, podremos encadenar combos con las habilidades de los personajes. Así, no tendremos demasiados problemas en superar la historia en unas ocho horas.

Si se nos atraganta algún punto (especialmente en los campamentos donde si se nos elimina deberemos volver a empezar) podremos bajar la dificultad o recurrir a la ayuda de un amigo. Porque efectivamente, el tercer juego de la saga XXL por fin incluye el modo cooperativo, aunque lamentablemente solo local, no online.

Análisis de Asterix & Obelix XXL3: The Crystal Menhir

En lo que no se diferencia demasiado frente a su predecesor, es en la rejugabilidad. Logros aparte, la duración del juego residirá en volver a disfrutar de la aventura en solitario o junto a un amigo, en otro nivel de dificultad, o en encontrar todos los coleccionables. Al no disponer de más modos de juego que la campaña principal, la duración total dependerá únicamente de las ganas de exprimirlo de cada jugador.


Conclusión

Con una buena representación de los cómics de Goscinny y Uderzo, Asterix & Obelix XXL 3 ofrece un giro en la serie hacia una acción más directa, efectiva y sin grandes pretensiones. Su nuevo control en plano cenital junto a una divertida aventura que por fin puede ser jugada en cooperativo local para dos jugadores, harán las delicias de los seguidores de tan amados personajes.

No obstante, tiene ciertas carencias, como la pérdida del doblaje en castellano. También se le echa en falta una mayor variedad de situaciones y mecánicas que lo hubieran hecho más dinámico y profundo. Aun con todo, es un buen juego de acción, puzles y algunas plataformas, que sabe divertir con sus héroes en tres dificultades, cuyo más alto nivel en algún momento nos hará clamar a los dioses espetando aquello de: ¡Por Tutatis!

Análisis de Asterix & Obelix XXL3: The Crystal Menhir

* Agradecemos a Meridiem Games el material recibido para realizar esta review.

Análisis de Asterix & Obelix XXL3: The Crystal Menhir
Análisis de Asterix & Obelix XXL3: The Crystal Menhir

Analizamos Asterix & Obelix XXL3: The Crystal Menhir para Xbox One. El regreso a la serie de los irreductibles galos, con un nuevo concepto.

7
BUENO

Lo Mejor

  • Buena representación de los cómics.
  • Historia divertida repleta de humor.
  • La perspectiva cenital le sienta muy bien.
  • Jugabilidad directa, asequible y cooperativa.

Lo Peor

  • Nos quedamos sin doblaje al español.
  • Los campamentos se vuelven repetitivos.
  • Se echa en falta el cooperativo online.
7.2 Apartado Técnico
7.2 Jugabilidad
6.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
Desirée C.

Nómada digital de sangre verde y vikinga. Junto letras sobre videojuegos y juegos de Casino online. Gamer desde Sinclair ZX y NES, Xboxer desde 2004. Actualmente juego en Xbox One X, Nintendo Switch y 3DS.

Deja una respuesta