Activision estuvo cerca de comprar Rare antes que Microsoft